DestacadasEl País

Bullrich intentó justificar el envío de armas a Bolivia

La exministra de Seguridad reiteró que el material bélico tenía como objetivo un operativo de seguridad del Grupo Alacrán que debía proteger la Embajada argentina en La Paz. Buscó responsabilizar al gobierno actual por el control a "las operaciones que se llevaban a cabo en Bolivia".

La exministra de Seguridad, Patricia Bullrich, hizo pública una carta de cuatro páginas en la que se defiende por el envío de material bélico a Bolivia en los días del golpe contra Evo Morales y acusó al presidente, Alberto Fernández, de «comprometer el honor de la Nación pidiendo disculpas injustificadamente». Además, Bullrich validó los dichos del exjefe de la Fuerza Aérea, Jorge Gonzalo Terceros Lara, quien dijo que la carta de agradecimiento por el material bélico enviada al embajador argentino en Bolivia es falsa.  

«El abogado del Sr. Terceros ya ha desmentido la autoría de la carta y desconocido la firma que figura al pie que, según lo ha expresado textualmente, ‘es una firma dibujada’, y así lo ha recogido la prensa boliviana», citó la exministra una nota del diario boliviano La Voz para desconocer la denuncia hecha el viernes por el canciller de Bolivia, Rogelio Mayta.  

Sin embargo, el ministro de Defensa de Bolivia, Edmundo Novillo, confirmó que tiene en su poder la carta original que el excomandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) Jorge Gonzalo Terceros Lara envió a la embajada argentina en La Paz para agradecer la cooperación del gobierno de Mauricio Macri con el golpe que estaba en marcha contra Morales.

En su defensa, Bullrich insisió con el argumento de la falsedad de la carta de Terceros Lara y apuntó contra Fernández al sostener que se «apresuró a pedir disculpas», al indicar que «está fechada el 13 de noviembre de 2019; es decir, cuando el excomandante de la Fuerza Aérea Boliviana, Jorge Gonzalo Terceros, ya había renunciado y mal podía entonces enviar en carácter oficial una nota de agradecimiento». Y agrega que «la Fuerza Aérea no tiene relación alguna con actividades antidisturbios y resulta totalmente incoherente que la nota proceda de ese arma». 

Sin embargo, aunque la cúpula militar había puesto sus cargo a disposición del gobierno golpista de Jeanine Áñez el 12 de noviembre, no fue hasta el mismo 13 de noviembre cuando la presidenta de facto tomó juramento a los nuevos titulares de las fuerzas armadas. Mientras que el comandante de la Fuerza Aérea no solo cumplió las tareas que le correspondían a su fuerza si no que tuvo un rol central en la transición del gobierno constitucional de Evo Morales al gobierno de facto.

 

EL GOLPE A MORALES

Respecto de esa transición, Bullrich comenzó reconociendo que existió un «golpe de Estado», algo que la gestión de Macri negó durante su mandato, pero luego vuelve a poner la responsabilidad de lo ocurrido en Bolivia en el gobierno de Morales.  

«La renuncia del presidente Evo Morales, el 10 de noviembre de 2019, aumentó los disturbios que se estaban registrando ya en el Estado Plurinacional de Bolivia con motivo del intento del citado mandatario de una nueva reelección y las acusaciones de fraude electoral y posterior anulación de las elecciones», describe Bullrich sobre esos días.

LAS IRREGULARIDADES EN EL ENVÍO DE ARMAS 

La carta de Bullrich responde al informe que encargó la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, en el que se encontraron diferencias entre los envíos de municiones autorizados por la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac) y los declarados al ingreso por la Policía Boliviana. 

«Si se registró una diferencia entre el material autorizado por la ANMAC y lo registrado por la Policía de Bolivia -que según las actuales autoridades argentinas habrían constatado una cantidad menor- el acto administrativo que goza de presunción de legitimidad es el emanado de los órganos de la Administración local y habrá que investigar qué ocurrió en Bolivia respecto de las supuestas diferencias. Pero, una vez más, la rendición de cuentas se produjo durante vuestro gobierno y hace ya exactamente un año», se despegó Bullrich sobre el material bélico autorizado durante su gestión. 

Además, señaló que la evaluación del material bélico enviado bajo el argumento de un operativo de seguridad del Grupo Alacrán de la Gendarmería Nacional para proteger la Embajada argentina en Bolivia, y asistir en la custodio de periodistas y familiares del personal diplomático, se realizó durante el gobierno del Frente de Todos, por lo que le otorga la responsabilidad. 

«Resultaría importante entonces que las actuales autoridades y no las anteriores respondan de qué modo controlaron las operaciones que se llevaban a cabo en Bolivia y el empleo adecuado del material, ya que desde el traslado de los gendarmes con el material autorizado transcurrió menos de un mes dentro del período restante de gestión del presidente Mauricio Macri, cuyo mandato finalizó el 10 de diciembre de 2019, y siete meses del gobierno que asumió ese mismo día; es decir, el suyo», acusó la ex ministra. (Fuente: Página 12)

Cooperativa La Prensa

Cooperativa de Trabajo y Consumo Ltda La Prensa

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar