Derechos Humanos

Casación dejó sin efecto la domiciliara del genocida Bettolli

Fue condenado en 2010 a 25 años de prisión por tormentos en la ex Brigada de Investigaciones y, en 2019, a 12 años por desapariciones forzadas en el mencionado centro clandestino.

Sus víctimas sobrevivientes describieron durante los debates judiciales como un cuadro político del Gobierno de Facto que dirigía las torturas, abocado a la destrucción de las organizaciones bajo la mira del terrorismo de Estado en todo el NEA. Por ello, también está imputado en la causa por ejecuciones encubiertas a dirigentes de Ligas Agrarias, proceso que se espera se desarrolle en su estadio de juicio oral en 2019.

Sin embargo, José Tadeo Luis Bettolli fue beneficiado por la Cámara Federal Apelaciones de Resistencia a fines de 2018, con la revocatoria del fallo de la jueza en primera instancia de Resistencia, Zunilda Niremperger, en el cual la magistrada había negado el beneficio de prisión domiciliaria peticionado por el represor.

La decisión fue duramente cuestionada por organismos de DD. HH., que la catalogaron como un “fallo de época” y manifestaron su rechazo al “privilegio” con críticas al Poder Judicial.

Contra dicha resolución, los representantes del Ministerio Público Fiscal, doctores Patricio Nicolás Sabadini, Diego Jesús Vigay y Horacio Francisco Rodríguez, interpusieron un recurso de apelación ante la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, que fue concedido, en virtud de lo cual el beneficio fue anulado.

 

SIN PRIVILEGIOS

Conforme a lo manifestado por los camaristas en la resolución a la que tuvo acceso este matutino, se destaca que “la responsabilidad internacional del estado argentino no se agota con la obligación de investigar y juzgar a los responsables de los crímenes de lesa humanidad, sino que se extiende también en el deber de sancionar a sus responsables”.

Por otro lado, se plantea que la supuesta patología aducida como justificante para el abandono del establecimiento penitenciario no necesita de un seguimiento constante ni de una atención médica especial, tal y como lo aseguraron los médicos forenses de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Por todo ello, los camaristas precisaron que ¨los jueces de la instancia precedente tampoco valoraron que el imputado se encuentra condenado en dos oportunidades por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Resistencia, a la pena de 25 años de prisión, como autor penalmente responsable del delito de tormentos agravados”.

Por otra parte, los magistrados omitieron considerar que Bettolli fue jefe del regimiento Infantería de Monte N° 30 y en función de ello registra “una sanción en el año 1988 en los marcos del ‘Levantamiento Carapintada de Campo de Mayo y Villa Martelli’ contra las instituciones democráticas de nuestro país”. Así las cosas, el genocida deberá esperar por el inicio del próximo juicio (Ligas Agrarias) que lo tiene imputado tras las rejas.

Cooperativa La Prensa

Cooperativa de Trabajo y Consumo Ltda La Prensa

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Si los medicos forenses de la corte Suprema determinaron que es un tipo de 70 y tanto largos que está enfermo CORRESPONDE LA DOMICILIARIA…. y ES UN CRIMEN DE ESTADO MANDARLO A MORIR POR VENGANZA EN UNA CARCEL….
    Evidentemente los zurditos cobardes argentos no buscan justicia, sino contiuaar la guerra asesinando por otros medios..

Cerrar