Derechos Humanos

CAUSA MAIRA BENÍTEZ ¿Gabriel Cáceres, fuera de prisión?

 

 

Ayer por la tarde, elDIARIO de la Región habló en exclusiva con Antonia Moran, la mamá de Maira Benítez, la joven de Villa Ángela desaparecida hace casi dos años. Moran demostró una urgente preocupación por cómo va el transcurso de la causa que investiga la desaparición de su hija y que ahora se encara judicialmente como homicidio.  

El viernes, se conoció tras una reunión entre el procurador General de la Provincia, Jorge Canteros, y la fiscala de la causa, Gisela Oñuk, que el juicio a los principales implicados iniciaría en marzo del año próximo bajo la carátula de “Homicidio simple”. Un día después, Moran denunció que se enteró por vías informales y personales de que el mismo día el imputado Gabriel Cáceres había salido de la comisaría de Villa Ángela, donde cumplía la prisión preventiva. 

Moran confesó tener mucho miedo por esta noticia, que primero lo indicaba como en total libertad. “Él está imputado, no debería estar en arresto domiciliario”, expresó Moran, con indignación y bronca señalada ante “la tomada de pelo” que implica conocer esta información 24 horas después de que se le notificó la elevación a juicio. Cabe destacar que además el requerimiento se dio sorpresivamente sin oposición ni objeción por parte de la defensa de los imputados.

Moran comentó que su abogado, Pablo Vianello, le notificó ayer que tampoco estaba al tanto de esto, pero que la fiscala Oñuk confirmó que Cáceres está en su casa, pero “en condición de detenido”. Este medio no pudo comunicarse con Vianello hasta el cierre de la edición.

“Un poco más allá (de la casa de Moran) está la casa del tipo. Qué sé yo qué piensa, si puede reaccionar mal, sabe mis movimientos, es un riesgo”, sentenció.

La madre también destacó las irregularidades que desde el inicio tiñeron la investigación sobre qué pasó con su hija. Recordó el mal manejo de las pruebas, cuando se encontró la famosa caja con la lista de nombres. “Eso yo no me lo creí”, señaló y dijo que entre las cosas encontradas en la casa de Cáceres durante los allanamientos tampoco le mostraron la única ropa interior que ella reconoció como de Maira. Remarcó que siempre fue ella quien tuvo que estar detrás para enterarse lo que pasaba.

Otro de los motivos que preocupan a Moran es que esta persona (a quien describió como un conocido que estuvo en la comisaría detenido hasta ayer) que le notificó lo de Cáceres también le informó que Rodrigo Silva está preso en Villa Ángela. Otro movimiento más que la familia de la víctima desconocía, ya que lo último fue que padre e hijo Silva estaban en el complejo penitenciario de Sáenz Peña “por seguridad”. “Esta persona me contó que Cáceres y Silva padre se pelearon en prisión y que Cáceres dijo que iba a hablar”, describió Moran.    

“Estoy con una mano atrás y la otra delante, estaba engañada todo este tiempo, me están mintiendo”, dijo la madre de Maira visiblemente angustiada. Por último, afirmó que volverá a salir a las calles, con las personas que siempre estuvieron a su lado, para exigir Justicia. “Quería esperar a marzo, pero este 17 se cumplen dos años y esto situación me obliga a salir”, dijo.

 

LOS IMPUTADOS

La carátula con la que se iniciará el juicio implica a “Silva Rodrigo Germán, Silva Catalino Abel, Coria Luis Cirilo, Cáceres Héctor Gabriel y Ledesma Magdalena Belén s/promoción y/o facilitación de la prostitución y homicidio simple en concurso real, partícipe secundario del homicidio simple, encubrimiento agravado”, según el expediente N° 8156/16 presentado en la Cámara en lo Criminal ante el juez Daniel Ruiz.

Según la investigación y el vuelco que impulsó la fiscala Oñuk en la investigación, Rodrigo Silva mató a la joven e ingresará a juicio sin una causa determinada, su padre Catalino Silva ayudó a descartar el cuerpo (tampoco dice el extenso cuerpo de la investigación el lugar de descarte). Ellos son los partícipes necesarios, mientras que Gabriel Cáceres cometió encubrimiento agravado, al igual que Luis Coria y Magdalena Ledesma, que ya fueron puestos en libertad mientras la fiscala estaba de licencia. Esta, se cree, es la suerte que corrió Cáceres.

 

EL FISCAL SERGIO RÍOS

El descontento y las dudas sobre el accionar del fiscal Sergio Ríos vuelven a ocupar el pensamiento de la familia de Maira y, particularmente, de Moran. Y es que si bien a principios de este año Ríos decidió efectivizar su inhibición de la causa, ante las recurrentes licencias de la fiscala, es él quien atiende sus causas. O al menos así lo entiende Moran, notificada a cuentagotas por Vianello. Bajo esta sospechas, y en ausencia de Oñuk y la fiscala Rinaldi, se concretaron las libertades de Ledesma, Coria y ahora de Cáceres.

 

LAS VÍAS DE

COMUNICACIÓN

“Me entero lo que pasa por los medios”, manifestó Moran, cuando es ella madre de la joven desaparecida, quien mantuvo presente y en lucha la búsqueda de Justicia por Maira. Denunció también una falta total de acceso a la causa y de comunicación sobre las decisiones judiciales. Dijo que se mantendrá alerta a lo que diga su abogado y esperará hasta el lunes los fundamentos de la fiscala.

La entrada de Pablo Vianello como abogado querellante tuvo el visto bueno de Moran al principio, ya que se avanzó rápidamente en resultados concretos. Sin embargo, Moran expresó estar con dudas sobre “las cosas que no le dicen”. 

Por redes sociales, algunas representantes del movimiento feminista local cercanas a la historia de Maira manifestaron: “La defensa no se opuso al juicio, porque claramente hay negociaciones que benefician a los imputados de la causa. A partir de ayer (viernes), Cáceres, acusado de encubrimiento agravado, goza de prisión domiciliaria. Moran no fue notificada de esta decisión ni por la Justicia ni por su abogado”.

En la cobertura de este medio sobre la marcha de octubre pidiendo Justicia para Maira, mujeres que acompañaban a Moran tuvieron un intercambio con Vianello ante la sospecha de que la lucha de esta madre “esté siendo utilizada”. Ya en ese momento, se le cuestionó al letrado algunos manejos de la información. “No trabajo para la política, mis teléfonos están abiertos, yo ingreso a la causa en febrero y ya pudimos lograr que se revierta, desconozco lo que pasa por detrás mío”, se defendió en ese momento.

 

 

 

Cooperativa La Prensa

Cooperativa de Trabajo y Consumo Ltda La Prensa

Publicaciones relacionadas

Cerrar