Derechos HumanosDestacadas

Causa Mazzoni Casco: el 1 de octubre, la sentencia

Durante la mañana de este martes 17 de septiembre en la sede del TOF la defensa presentó su alegato en el juicio oral al ex funcionario judicial Domingo Mazzoni y al agente penitenciario Pablo Casco por crímenes de lesa humanidad con sendos pedidos de absolución. El tribunal informó que dictará la sentencia el 1 de octubre a las 10 h.

El juicio oral denominado Causa Mazzoni-Casco, sexto por crímenes de lesa humanidad y primero en contar con imputados civiles implicados en terrorismo de Estado en Chaco llegó a su etapa definitoria durante la mañana de este martes 17, luego de la presentación del alegato defensor.

En el juicio figuran imputados el exfuncionario judicial Roberto Mazzoni y el ex guardicárcel de la U7 Pablo Casco, el primero por su colaboración con el dispositivo de secuestros y torturas a militantes en la década del 70, y Casco por torturas y tormentos agravados a dos detenidos.

El defensor oficial Juan Manuel Costilla representa a Mazzoni y la defensora de parte Olga Mongeló hace lo propio con Casco; expusieron los argumentos según los cuales entienden que no se acreditaron las imputaciones de un modo cabal, y objeciones al monto solicitado de las penas.

Así las cosas, ya sólo restan las últimas declaraciones de los procesados y el dictado del veredicto por parte del tribunal que integran el juez Juan Manuel Iglesias (presidente), la jueza Selva Angélica Spessot (de la Cámara Federal de Apelaciones de Corrientes) y el juez Eduardo Ariel Belforte, del Tribunal Oral de Formosa. Esto tendrá según lo programado por el tribunal, el 1 de octubre a las 10 en la sede del TOF.

Si bien en un primer momento se especuló con que el Tribunal podría seguir el mismo camino que en la causa anterior, por crímenes contra Ligas Agrarias, en la cual luego de los alegatos se pasó a una deliberación de un par de horas y se difundió la parte resolutiva de la sentencia ese mismo día, en esta ocasión atento a “nuevos elementos” aportados según lo dijo el presidente Iglesias, se resolvió pasar a un cuarto intermedio hasta octubre.

LA DEFENSA

El defensor Costilla comenzó su alocución pasadas las 10 de la mañana. Criticó la formulación en los alegatos acusadores de delitos por omisión, y también por comisión, que se los encuadre en la figura de concurso real, y también la cuantía de la pena solicitada. En ese sentido, expuso que según su entender “el único instrumento válido es el auto de elevación a juicio con hechos en carácter omisivo que concurren en forma ideal”.

Sucede que siguiendo esa lógica el máximo de la escala penal aplicable es de 10 años. No obstante, reconoció: “Soy realista, luego de siete años de prisión preventiva no se va a ir de acá con un pedido de disculpas”, sostuvo. Respecto de los testimonios sobre los que se evidenció la serie de imputaciones para Costilla se trata de “declaraciones unilaterales que no cuentan con una corroboración probatoria por lo que los hechos no fueron acreditados”. Las acusaciones o no se pueden probar, o directamente su defendido no estuvo donde lo sitúan los testimonios.

Por su parte, Mongeló tuvo una intervención menos técnica que su preopinante, en la que negó la veracidad de los testimonios de víctimas en base al legajo personal de Casco y a diversas formalidades e incluso planteó serias críticas por la modalidad de las declaraciones “vinieron a intimidar al tribunal”, lanzó.  Esta actitud le valió la crítica del querellante Paulo Pereyra, en representación de la Secretaría de DD. HH. de la provincia, quien objetó la actitud de revictimización de los testigos: “Es regresivo y sumamente negativo”. Con todo, fue un cruce que no pasó a mayores.

Además, Mongeló minimizó los malos tratos y apremios en la U7 con la comparación con la situación carcelaria actual: “Eso es moneda corriente, recorran las comisarías, la alcaidía, etcétera”, indicó. Convenientemente, situó a Casco en ejercicio de sendas licencias por perfeccionamiento para alejarlo del lugar de los hechos denunciados, e incluso insistió en que sus funciones formales no tenían nada que ver con el traslado ni con la imposición de sanciones a la población carcelaria.

Al termino de los alegatos defensores, el fiscal Federico Carniel remarcó: “Por lo expuesto pareciera que la realización del debate no hubiese tenido sentido. Es un error de interpretación de las circunstancias alegar que el único elemento es el auto de elevación a juicio, el debate originó nuevos elementos que sostienen la acusación. Que se analice la integridad del debate”, solicitó. En relación a lo alegado por Mongeló, precisó que “las circunstancias que menciona no tienen sustento”.

LA ACUSACIÓN

En la audiencia del martes 20 de agosto, las querellas y el Ministerio Público presentaron sus respectivos alegatos y pedidos de pena. La parte querellante solicitó condenar a Roberto Domingo Mazzoni a 18 años de prisión por considerarlo autor penalmente responsable (artículo 45° del Código Penal), de los delitos de privación Ilegal de la libertad cometida por funcionario público doblemente agravada por el empleo de violencia y por su duración mayor a un mes en cinco hechos, en concurso real con el delito de tormentos – agravados por ser la víctima perseguido político en dos hechos.

Asimismo, se solicitó la pena de 20 años de prisión para César Pablo Casco, por considerarlo autor penalmente responsable del delito de Tormentos Agravados por ser la víctima perseguido político en dos hechos. La Fiscalía pidió 16 años de prisión para Mazzoni, al que se le imputó el encubrimiento e infracción de denunciar delitos en cinco hechos, la omisión de dar cuenta de una detención ilegal en 4 hechos en concurso real y el incumplimiento de deberes de funcionario.

Asimismo, se expuso como agravantes una serie de amenazas denunciadas por dos ex detenidas políticas cuando manifestaron al funcionario los tormentos sufridos en la Brigada. Para Casco se pidió la pena de 19 años de prisión por los delitos de tormentos. En ambos alegatos se remarcó que fueron los hechos juzgados deben ser señalados como crímenes de lesa humanidad.

 

 

Cooperativa La Prensa

Cooperativa de Trabajo y Consumo Ltda La Prensa

Publicaciones relacionadas

Cerrar