La Provincia

Condena al proyecto para bajar la edad de imputabilidad

El homicidio de Brian Aguinaco, de apenas 14 años en el barrio porteño de Flores, presumiblemente a manos de un chico de solo 15 años, fue hecho amplificado por los medios de esa parte del país y que incluyó una pueblada con la toma de una comisaría en reclamo de Justicia.

Lo cierto es que este lamentable suceso reavivó el debate de la “mano dura” sobre esta franja poblacional algo de lo que el gobierno central parece haber tomado nota sobre todo con una elección a la vuelta de la esquina. Así, se conoció ayer la decisión de la Casa Rosada con el ministro de Justicia, Germán Garavano, como vocero de modificar el régimen penal juvenil e incluir la baja de la edad de imputabilidad de 16 a 14 años.

En este escenario, elDIARIO de la Región dialogó con la defensora Oficial, Alicia Alcalá, conocida por su compromiso con las medidas de protección de adolescentes infractores de la ley penal.

“Siempre es más fácil reprimir, castigar que sentarse a pensar políticas inclusivas”, señaló la funcionaria judicial y agregó que la palabra prevención es intrínseca al discurso de cualquiera que ocupa o se ofrece para ocupar cargos públicos, pero que es letra muerta al momento de la acción.

“Se habla mucho de prevención y los resultados están a la vista, si todos los chicos tuvieran las mismas posibilidades de acceder a la educación, a la salud, a la cultura o al deporte seguramente bajaríamos en gran medida el número de adolescentes que delinquen”, expresó.

Finalmente, reveló que el escaso porcentaje de adolescentes involucrados en delitos acarrean una historia de vida compleja. “Cualquier persona que pueda tener acceso a un expediente, saben que son víctimas de violencia y no es para justificar pero está claro que padecen una realidad distinta a la mayoría de la población”, señaló.

 

EL POBRE ES EL MÁS CASTIGADO

Por su parte Juan Carlos Molina, quien fuera titular de la Sedronar y con vasto trabajo social con adolescentes mediante la Fundación Valdocco, reflexionó  sobre este proyecto en el que claramente está en contra.

“El sistema penal hace agua por todos lados y fundamentalmente el juvenil, creo que es necesario hacer una reforma integral y como toda cuestión de delincuencia no se soluciona con la cárcel, se soluciona con un gran shock de trabajo e inclusión”, sostuvo.

“El pobre termina siendo el más castigado y esto no entender el eje del problema, en un país donde se cierran programas educativos, se definen políticas que aumentan los niveles de pobreza meter a los chicos presos no es la solución”, señaló.

 

Cooperativa La Prensa

Cooperativa de Trabajo y Consumo Ltda La Prensa

Publicaciones relacionadas

Cerrar