Destacadas

Denuncian graves errores en la Dirección de Bromatología

Desde el frigorífico Unidos dieron detalles sobre varios procedimientos erróneos en los controles bromatológicos a la carne. Pidieron consideración en un mes importante para las ventas del sector.

La cooperativa frigorífica Unidos expuso los malos manejos por parte de autoridades municipales con respecto al control bromatológico sobre las carnes que vendieron.

El hecho puntual sucedió el sábado, relató a elDIARIO de la Región, cuando uno de los matarifes independientes solicitó el servicio de faena de la cooperativa, que incluye incluso el sellado de control bromatológico hecho por la Subsecretaría de Ganadería de la cartera de Producción provincial.

El vendedor salió de la planta con 14 medias res selladas a las 6 de la mañana y a las 9, un control de la Dirección de Bromatología municipal detuvo para un operativo de rutina. Según explicó el presidente de Unidos, Luis Sotelo: “Están muy rigurosos con la cadena de frío que tiene que ser entre 4 a 8 grados. Que está bien, aunque a veces pedimos contemplación porque vivimos en Chaco, con el calor, los cortes de luz y resoluciones que se habrán hecho 60 años atrás”. “Además la carne es nueva, tiene un día de faena, por eso cuesta llegar a las temperaturas”, añadió.

Sotelo detalló que la veterinaria municipal hizo un primer procedimiento engañosos, ya que la temperatura se toma en la parte más gruesa de la res que es en el cuarto trasero, allí es donde más se mantiene el frío, y ahí la temperatura llegaba a los 8 grados. Sin embargo, la funcionaria municipal midió sobre el matambre que es lo más fino y expuesto “cada vez que se abre las puertas del camión en el reparto.

En cuestión de pérdidas por el mal procedimiento municipal, Sotelo señaló que 14 medias res equivalen a un aproximado de $450.000.

En la seguidilla, además la funcionaria envió el camión de carne hasta el frigorífico. “Nos responsabilizan a nosotros, que no tenemos nada que ver. Primero que no es carne nuestra, sino que hacemos el servicio (de faena) y lo otro, es que ya estaba el sellado (de Bromatología)”, afirmó. “El hecho que ya salió de acá no implica que tenga que volver”.

Sotelo indicó que ellos cuentan en la planta con un profesional veterinario de Ganadería. Fue él quien intervino ante la terquedad del equipo municipal. Se hizo presente la directora de Bromatología de la Municipalidad de Resistencia, Georgina Smith. Nos dijo “que iba a decomisar toda la carne”, contó. El veterinario de Ganadería les explicó que tampoco era competencia de esa dirección entrar al edificio, entonces, pidió las habilitaciones, entre ellas una de Senasa (entidad que no corresponde al servicio que realizan) sino Ganadería, indicaron: “El único control dentro de la planta es el Ganadería”.

Hicieron intervenir incluso al Juzgado de Falta, en un control que sumó varios errores que perjudican al desarrollo de la economía local.

 

PROBLEMAS GENERALES

Sobre el hecho puntual, Sotelo agregó problemáticas generales: “Todos los frigoríficos, como el de Vilelas, estamos teniendo el mismo problema. Es imposible mantener esa temperatura en Chaco. Parece que no hay criterio”.

“Hay que tener más criterio, sobre todo el mes que más se trabaja con la carne”, manifestó. “Es conveniente que la carne reciba ese frío a llegar al destino, que mandarlo de vuelta cuando el frigorífico es del interior”, por ejemplo, dijo. A eso se suman los cortes de luz y las restricciones desiguales.

Cooperativa La Prensa

Cooperativa de Trabajo y Consumo Ltda La Prensa

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar