Información GeneralLa Economía SocialLa Provincia

Descargo de la Cooperativa Unidos por denuncia de desechos

En contacto con elDIARIO de La Región, el presidente de la cooperativa, Luis Sotelo, aseguró el cumplimiento de los protocolos de preservación al ambiente a lo largo de los años por las reparticiones de control ambiental de la provincia. “Estamos muy tranquilos porque siempre hemos estado controlados y a derecho. Caso contrario ya con anterioridad nos hubiesen aplicado algún tipo de amonestación”, afirmó.

Luego de que el fiscal federal Patricio Sabadini presentara un pedido de indagatoria a las autoridades de la Cooperativa Frigorífico Unidos por supuesta contaminación del Río Negro su presidente, Luis Sotelo, aseguró a elDIARIO de La Región el cumplimiento por parte del establecimiento de los protocolos de preservación del ambiente. “Estamos muy tranquilos porque siempre hemos estado controlados y a derecho. Caso contrario ya con anterioridad nos hubiesen aplicado algún tipo de amonestación”, manifestó.

La Cooperativa Frigorífico Unidos funciona desde hace 11 años, cuenta con dos establecimientos, en los cuales trabajan 123 personas, luego de comenzar con 25 socios fundadores.

Según consta en el escrito del Ministerio Público Federal, al que tuvo acceso este matutino, la cooperativa estaría infringiendo el artículo 55 de la ley N° 24.051, de residuos peligrosos, que establece penas para la contaminación de suelo, agua o atmósfera. En el documento se indica que “se han detectado la presencia de tres vertidos contaminantes plomo, zinc y triclorofenol del grupo de los fenoles, compuestos que se encuentran dentro de aquellos residuos a los que la ley califica como peligrosos”. Cabe acotar que esta causa tiene antecedente una denuncia presentada por Félix Díaz, referente de la comunidad qom La Primavera, de Formosa según la cual el desempeño del frigorífico afectaría la salud de comunidades de varias barriadas de la zona.

CONTROLES DE APA

Para Sotelo la denuncia no puede estar más alejada de la realidad: “Venimos de años de ser supervisados por la Administración Provincial del Agua (APA) y por la Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente”, indicó.

Sotelo destacó asimismo que no tiene inconveniente en que se realice un nuevo análisis del material que va a parar al río Negro: “Justamente ahora que está tan bajo su nivel, y que hay tramos en los que parece una zanja, no hay mejor oportunidad para tomar pruebas y ver si perjudicamos en algo”, sostuvo.

“La APA siempre nos hizo la seguidilla de controles periódicos, sin señalar ningún tipo de infracción desde hace varios años. Hubo una vez en 2018, que tuvimos que solucionar un problema con el funcionamiento de una represa que desagota en el río, pero nada más”, reconoció. Al respecto, precisó: “Tenemos cuatro represas que van decantando por gravedad y a medida que esto ocurre se va limpiando el agua, y luego se la dirige al Río Negro. Ocurrió que la última de estas represas dejó de funcionar, y eso provocó un problema con el deshecho de material sólido, pero de ninguna manera contaminantes”. Por el percance se les aplicó una multa hasta que el desperfecto se arregló. “Tuvimos que cambiar el sentido de las represas, limpiar todo y oxigenar, y una vez solucionado el problema y con el visto bueno de las autoridades reanudamos el trabajo”.

Sotelo remarcó que desde hace varios años que son controlados por APA, y que de ninguna manera tiran cromo, plomo o zinc al curso del río y que el frigorífico se encuentra a más de 3 kilómetros de las barriadas de la zona. “Estamos muy tranquilos porque siempre hemos estado controlados y a derecho. Caso contrario ya con anterioridad nos hubiesen aplicado algún tipo de amonestación”. En ese sentido agregó: “Nosotros no le encontramos sentido a esta serie de señalamientos, hay barrios cercanos a nuestros establecimientos y jamás manifestaron algún tipo de perjuicio. Si vamos al caso hay muchas fábricas al costado del río, pero la persecución es hacia nosotros solamente. Vemos que nos caen inspecciones de un sinnúmero de organismos, y no sucede lo mismo con otros emprendimientos”.

Por ello Sotelo comentó la sensación de que hay un interés en el predio, que fue expropiado y por el cual se espera que en breve pase a la titularidad de la cooperativa. “Puede tratarse de una intención de sacarnos de la zona a raíz de un interés inmobiliario, una intención de urbanizar tal vez”.  Por último, agregó que el requerimiento de la Fiscalía federal tiene como origen una denuncia que parece ser data de 2018. Sotelo manifestó que por el momento en la Cooperativa Unidos no tienen ninguna notificación formal: “No nos llegó nada a nosotros, nos hemos enterado por los medios. Por ello continuamos trabajando normalmente, por ahora”.

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar