Destacadas

Dictamen favorable para la cooperativa Unidos, del frigorífico Resistencia

La Secretaría de Trabajo de Nación reconoció “dudas razonables” respecto de la acusación que pesaba sobre la empresa, referida su carácter de empleadora de modo irregular de dos personas. Por ello, se resolvió absolver a cooperativa de una multa de 53.000 pesos y retirar sendas trabas burocráticas. En diálogo con elDIARIO de la Región, el presidente, Luis Sotelo, destacó el esfuerzo diario y autogestivo que realizan y cómo deben lidiar con la crisis económica y las trabas burocráticas contra el sector. “La cooperativa no tiene empleados, lo que tiene es socios”, señaló en referencia al caso en cuestión.

Finalmente, luego de insistir y gestionar por vía administrativa, la cooperativa Unidos del frigorífico Resistencia fue absuelta de una multa de $53.172,40 de la Secretaría de Trabajo de la Nación por la supuesta contratación irregular de dos personas ajenas a la entidad. Así lo dispuso la propia Secretaría en una resolución que si bien no es la definitiva, opera como antesala de la absolución absoluta al afirmar que “hay dudas razonables acerca del carácter de empleador» y por el cual el dictamen propicia «receptar el recurso interpuesto» y directamente «absolver a la cooperativa de la multa impuesta», todo lo cual manifiesta de un modo contundente la plena justicia del planteo y la manifiesta improcedencia de todo el procedimiento.

La multa y el proceso judicial se inició sobre luego de que durante una inspección el 5 de junio de 2015 se dejara constancia, de manera inexacta, que la cooperativa tenía en carácter de empleados, y en negro, a dos personas, transportistas de carne. Estos individuos, al ser sorprendidos sin documentación pertinente, intentaron eludir los controles descargando toda responsabilidad sobre el Frigorífico.

elDIARIO de la Región conversó sobre este tema con el presidente de la cooperativa, Luis Sotelo, que señaló: “La resolución viene a hacer justicia con una cuestión que nos afectó gravemente, en una situación económica en la cual tenemos que luchar día a día”. “La cooperativa no tiene empleados, lo que tiene es socios. Somos una cooperativa genuina y autogestionada, con la cual subsistimos 100 familias”.

Asimismo, Sotelo precisó que El descenso en el consumo de carne en el presente contexto de recesión económica se le suma la pérdida de ventas de cueros, a raíz de la apertura de importaciones del rubro. Y por si ello fuera poco, el gobierno nacional aplica trabas burocráticas que dificultan el desempeño de las cooperativas. “El cambio de autoridades nacionales trajo aparejado un ataque tremendo al sector cooperativo” afirmó.

Sobre la crisis económica, Sotelo sostuvo que se hace evidente una baja en las ventas. “Un corte tradicional como la costilla no se vende como antes, la gente dejó de comer el asadito de los domingos, hay veces que tenemos que repartirnos entre los socios la mercadería que nos queda para que no se eche a perder”. En ese sentido, Sotelo subrayó la necesidad de una mirada específica para el sector por parte de los Gobiernos nacional y provincial, por un lado el acompañamiento en la gestión y no trabas burocráticas, y asimismo, políticas de Estado para el desarrollo de la producción local y su puesta en valor.

 

EL SECTOR TEXTIL,

TAMBIÉN COMPLICADO

En relación con los problemas que atraviesa la cooperativa Resistencia y todo el sector cooperativo respecto de la administración nacional, viene a cuento recordar el manifiesto de La Red Textil Cooperativa de días atrás, en rechazo al impulso del Gobierno nacional para avanzar en una reforma laboral en el sector textil bajo el eslogan de «Acuerdo por el empleo en la indumentaria».

Sobre ello, desde la citada entidad advirtieron que se trata de una “trampa que alienta la reducción de las indemnizaciones y el aguinaldo, flexibilizar las jornadas laborales y las vacaciones e impulsar jornadas de 12 horas o más” y remarcaron: “Llevamos tres años de golpes al sector textil. La apertura de las importaciones, la caída del mercado interno, el aumento del dólar, la inflación y el cierre de programas estatales nos llevaron a una crisis textil que no vivíamos desde los 90”.

 

 

 

Cooperativa La Prensa

Cooperativa de Trabajo y Consumo Ltda La Prensa

Publicaciones relacionadas

Cerrar