Derechos Humanos

El juicio por Tania Álvarez: “Lo más contundente son las pericias”

elDIARIO de la Región habló con Leandro Acevedo, el abogado querellante de la familia de Tania Álvarez, la joven asesinada en 2016. Ayer, en la Cámara N° 3 en lo Criminal, ubicada en San Martín y Juan. B. Justo, se inició el proceso con la lectura del requerimiento a juicio para José Nicolás Navarro, quien está acusado de asesinar a quien entonces fuera su pareja. Además, el letrado destacó la importancia de la lectura de las pruebas periciales y forenses, ya que es una causa que tendrá gran impacto social y es importante que la sociedad conozca cómo sucedieron los hechos.

Acevedo además confirmó que tanto la querella como la fiscalía buscan que la caratula sea por “femicidio y agravado por el vínculo lo mismo, ya que ellos eran pareja”, y en todo caso tendrá incidencia esto último, que las testimoniales confirmaron. Todo, confirmado por el mismo Navarro, aunque la estrategia de la defensa ahora lo niega.

Hoy, se espera que sea el sospechoso quien declare, pero “lo más contundente son las pruebas periciales”, expresó y añadió que “él la mató a golpes”. Según las pericias forenses, Tania tenía lesiones gravísimas en el cuerpo e incluso golpes comprobados que se dieron antes de la muerte. El abogado señaló específicamente un golpe en el hígado, que “fue tan fuerte que le ocasionó una hemorragia interna y pudo ser la causa de muerte”. Además, también tenía lesiones de quemaduras causadas por corriente eléctrica en zonas sensibles del cuerpo.

En la justificación irrisoria de Navarro y la defensa, argumentaron que los daños sobre la víctima tenían que ver con el intento de “hacerle RCP, ya que ella tuvo problemas cardíacos” luego de que Navarro le hiciera consumir cocaína. Así intentó justificar los golpes y las descargas eléctricas. 

Las testimoniales de hoy serán casi todas requeridas por la fiscalía, excepto la hermana de Navarro, llamada por la defensa. La hermana, Antonela, en sus inicios había declarado que estaba en la casa de la pareja durante el día del femicidio, pero que no había escuchado nada. “Hacía poco que se fue vivir con él. Los padres habían visto alguna cosita que no les gustó”, agregó el abogado.

María Tania Álvarez era oriunda de Resistencia, tenía 16 años y vivía en el barrio El Dorado. El 18 de diciembre de 2016, fue asesinada y golpeada por su pareja, Nicolás Serrano, en la casa en la que convivían desde hacía poco tiempo. Ese mismo día estaba su cuñada, Antonela, con ellos, pero declaró que no escuchó qué pasó entre los dos dentro de la habitación en que se encontraban.

Cooperativa La Prensa

Cooperativa de Trabajo y Consumo Ltda La Prensa

Publicaciones relacionadas

Cerrar