La Provincia

El tributo de referentes sociales y políticos de Chaco a Néstor Kirchner

Hoy se cumple el octavo aniversario del fallecimiento en El Calafate, Santa Cruz, de Néstor Kirchner, presidente argentino desde 2003 a 2007 y referente máximo del proceso de recuperación nacional encarado en el país luego de la crisis de 2001 provocada por el decenio neoliberal de los 90. A propósito, elDIARIO de la Región consultó a referentes de la política, los derechos humanos y las organizaciones sociales respecto del legado y balance de la figura de Kirchner en la actualidad.

La senadora Marín Pilatti Vergara afirmó: “El legado puede resumirse en la evidencia de que con convicción y valentía, un proyecto político que lleve bienestar a los argentinos y argentinas es posible. La lealtad a los representados, la coherencia en el decir y en el hacer, la militancia política como herramienta fundamental para conocer las necesidades del pueblo y gobernar en consecuencia”.

El exdetenido político y militante de DD. HH. Carlos Aranda sostuvo: “La trascendencia reside en muchas cosas, lo más interesante fue que políticamente después de Perón es el primer presidente que hizo realidad las tres banderas de soberanía política, independencia económica y justicia social. Ello habla con total claridad de su identidad peronista. Hizo realidad aquello que dijo, que no dejaba sus convicciones en la puerta de la Casa de Gobierno. Hasta ese momento, lo que nosotros los sobrevivientes del terrorismo de Estado teníamos eran campanas de palo al momento de reclamar. A partir de él, cuando hace una política de Estado del tema de los DD. HH., las cosas cambian, todos nuestros intentos por Juicio y Castigo a los genocidas se lograron luego de 2003. Bajar el cuadro de Videla en 2004 fue un momento determinante en la historia”.

El concejal capitalino y dirigente de la Cámpora Chaco, Rodrigo Ocampo, destacó: “Néstor Kirchner representa para nuestra generación la lealtad al pueblo y la posibilidad real de vivir en un país con dignidad. Hoy más que nunca las banderas de nuestro proyecto nacional flamean en la lucha contra el neoliberalismo, tenemos un proyecto de país que lo inició Néstor Kirchner, lo continuó Cristina, hoy está en manos de una nueva generación que camina junto a Máximo para la construcción de la Argentina que se viene. Tenemos que resistir como también lo hizo Néstor junto a los patriotas latinoamericanos. Mañana tendremos seguramente la responsabilidad de gobernar la Argentina profunda en un nuevo contexto de unidad de América Latina, estamos convencidos de que esa es la única manera de recordarlo a Néstor”.

Omar Rojo, referente de Colectivo Nacional, y de Unidad Ciudadana remarcó: “Creo que lo principal de su legado es que reivindicó la militancia como un acto de amor por el pueblo y la patria, está claro que resucitó la política como una praxis de transformación en favor de los sectores populares mostrando que el cambio es posible más allá de la mera declaración de intenciones. La negociación con los acreedores, con el FMI, con las empresas privatizadas de servicios públicos es una experiencia que tenemos que repensar en este presente. Demostró que la política también puede y debe ir por la misma senda que las convicciones y esto es remarcable en momentos donde dentro del peronismo priman actores que predican la resignación, el posibilismo y el truque entre convicción y pragmatismo, como estamos viviendo en nuestra provincia. Específicamente para Chaco, dejó el ejemplo de que podíamos ser una provincia que explote sus condiciones de desarrollo frente al ajuste que vivimos en la larga noche de la alianza neoliberal del rozismo garroteador. Y lo último para mencionar es que nos dejó la conducción de una compañera que profundizó gran parte de la tarea que se inició en 2003, y que hoy sigue siendo la máxima referencia válida para reconstruir un proyecto nacional”

Johanna Duarte, del Movimiento Evita y de la CTEP precisó: “Un nuevo aniversario en esta situación de crisis que vive el país, y con un marco de avance a nivel regional de las derechas más rancias, las verdad es que los procesos latinoamericanos como el de Néstor se extrañan el doble. Para mí fue el hombre que transformó este país, un estadista que transformó la política, porque vino a cambiar las formas liberales de hacer política. Yo me incorporé a la militancia y volví a creer en la política como una herramienta de transformación a partir de Néstor. Nos enseñó que la política era eso, el medio para los objetivos colectivos que garanticen la mayor justicia social a este pueblo. Para Chaco, el legado más grande fue habernos planteado un programa estratégico de transformación estructural en un país que estaba destruido; su llegada aportó al avance de los sectores populares y humildes, hoy más que nunca tenemos que asumir esa responsabilidad y recordarlo construyendo justicia social en cada uno de los actos que llevemos adelante como dirigentes”.

Fabricio Bolatti, de Frente Grande – Unidad Ciudadana indicó; “Uno ve que la juventud que se formó en el kirchnerismo es la esperanza hoy y eso es producto de un proceso que no sólo se da en los medios, sino que es cultural. Néstor y Cristina nos permitieron hacer un proceso social de adelanto, hoy hay generaciones que tienen muy claro cómo defender al país , con muchas fortaleza y ahí está la esperanza, hay que seguir militando porque esa es la salida de nuestro pueblo”.

Belén Rodríguez, de CTA de los Trabajadores dijo: “Su mayor legado es la puesta en valor de la política. Como jefe de Estado, generó las condiciones para disputar la hegemonía al neoliberalismo. Esa convocatoria que hizo a las nuevas generaciones a sumarse a la política como herramienta de transformación, cuando está supeditada a los intereses populares”.

Por último, Martín Peralta, de HIJOS Chaco y presidente de la Comisión Provincial por la Memoria Chaco, recalcó: “La recuperación de la dignidad del pueblo, a partir de la política de derechos humanos primero, y luego de la generación de empleo, la construcción transversal, la convocatoria a los distintos actores y fuerzas políticas, y también a los distintos sectores de los trabajadores. Tomó los reclamos históricos de la sociedad y los situó como política de Estado. Gobernó a partir de las demandas, que eran muy sentidas en ese momento, un ejemplo de ello es la necesidad de justicia ante los crímenes de lesa humanidad del genocidio”.

Cooperativa La Prensa

Cooperativa de Trabajo y Consumo Ltda La Prensa

Publicaciones relacionadas

Cerrar