Ciencia

Irene Curie: pionera de la física y química

Este fin de semana fue un nuevo aniversario del nacimiento, el 12 de septiembre de 1897, de la física y química francesa Irène Joliot-Curie (París, Francia 12 de septiembre de 1897 – ibídem, 17 de marzo de 1956)., la hija de Marie y Pierre Curie.

Este fin de semana fue un nuevo aniversario del nacimiento, el 12 de septiembre de 1897, de la física y química francesa Irène Joliot-Curie (París, Francia 12 de septiembre de 1897 – ibídem, 17 de marzo de 1956)., la hija de Marie y Pierre Curie.

Irene Curie, hija de Marie y de Pierre Curie, y su esposo Jean Frederic Juliot, comenzaron a trabajar juntos en 1929 en el Instituto del Radio de París. Sus investigaciones en el campo de la física nuclear , se centraron en la búsqueda de la estructura del átomo, en particular la estructura y proyección del núcleo, lo que fue fundamental para el posterior descubrimiento del neutrón en 1932 por James Chadwick.

En 1934 consiguieron producir por primera vez elementos radiactivos de forma artificial, bombardeando boro (5B) y aluminio (13Al) con partículas α para formar isótopos radiactivos de nitrógeno (7N) y fósforo (15P), formando 13N y el 30P respectivamente. Observaron además que las sustancias bombardeadas emitían radiaciones (neutrones libres) después de retirar el cuerpo radiactivo emisor de las partículas de bombardeo.

En 1935, serían galardonados con el Premio Nobel de Química «por sus trabajos en la síntesis de nuevos elementos radiactivos».

De esta forma, la familia Curie conseguiría cinco premios Nobel (incluyendo los dos de Marie y el de Pierre), algo que no se ha repetido nunca a lo largo de la historia de estos premios.

Tras estudiar física y química en la Universidad de París durante la Primera Guerra Mundial, Irène Joliot-Curie (París, Francia 12 de septiembre de 1897 – ibídem, 17 de marzo de 1956) fue asistente del departamento de radiografía de diversos hospitales franceses. Ya acabada la guerra fue nombrada ayudante de su madre en el Instituto del Radio de París, posteriormente conocido con el nombre de Instituto Curie.

En 1935 fue nombrada directora de investigación de la Fundación Nacional de Ciencias tras postularse en tres ocasiones por sus principios feministas (al contrario que su madre Marie Curie, que tras el primer rechazo en la membresía por ser mujer y polaca, desestimó la opción). Al año siguiente obtuvo el puesto de subsecretaria de Estado Francés en investigación científica.

Junto con su marido inició sus investigaciones en el campo de la física nuclear y buscando la estructura del átomo, en particular en la estructura y proyección del núcleo y que fue fundamental para el posterior descubrimiento del neutrón en 1932, y en 1934 consiguieron producir artificialmente elementos radiactivos.

Los dos trabajaron en las reacciones en cadena y en los requisitos para la construcción acertada de un reactor nuclear que utilizara la fisión nuclear controlada para generar energía mediante el uso de uranio y agua pesada.

La radiactividad artificial, también llamada radiactividad inducida, se produce cuando se bombardean ciertos núcleos estables con partículas apropiadas. Si la energía de estas partículas tiene un valor adecuado, penetran el núcleo bombardeado y forman un nuevo núcleo que, en caso de ser inestable, se desintegra después radiactivamente.

Fue descubierta por la pareja Jean Frédéric Joliot-Curie e Irène Joliot-Curie, bombardeando núcleos de boro y de aluminio con partículas alfa. Observaron que las sustancias bombardeadas emitían radiaciones (neutrones libres) después de retirar el cuerpo radiactivo emisor de las partículas de bombardeo. El plomo es la sustancia que mayor fuerza de impenetracion posee por parte de los rayos x y gamma.

Durante la década de 1930, Irène y Jean Frédéric Joliot-Curie obtuvieron los primeros nucleidos radiactivos artificiales bombardeando boro (5B) y aluminio (13Al) con partículas α para formar isótopos radiactivos de nitrógeno (7N) y fósforo (15P). Algunos isótopos de estos elementos presentes en la naturaleza son estables. Los isótopos inestables se encuentran en proporciones muy bajas.

Irène Joliot-Curie murió el 17 de marzo de 1956 en su residencia de París a consecuencia de una leucemia, resultante de una sobreexposición a la radiación en el curso de su trabajo (fuente: A hombros de gigantes, ciencia y tecnología»).

 

 

Cooperativa La Prensa

Cooperativa de Trabajo y Consumo Ltda La Prensa

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar