DestacadasLa Economía SocialLa Provincia

La Economía Popular, un sector esencial para salir de la crisis

Johanna Duarte, subsecretaria de Promoción y Desarrollo de la Economía Popular, comentó en diálogo con elDIARIO de la Región los ejes y objetivos que se plantean desde el organismo que integra de cara a lo que será la “pospandemia” y en el marco de lograr más y mejores derechos para un sector históricamente postergado.

Johanna Duarte, subsecretaria de Promoción y Desarrollo de la Economía Popular comentó en diálogo con elDIARIO de la Región los ejes y objetivos que se plantean desde el organismo que integra de cara a lo que será la “pospandemia”, en el marco de lograr más y mejores derechos para un sector históricamente postergado.

En ese sentido, la referente del Movimiento Evita Chaco destacó la importancia de formalizar la situación de los trabajadores y trabajadoras de las distintas ramas de la economía popular (cuidados, alimentos, textiles, servicios) y remarcó: “Es un sector esencial para la salida de la crisis”.

El organismo que preside Duarte, que forma parte de la Secretaría de Economía Popular que conduce Osvaldo Chiaramonte, impulsó el lanzamiento en la provincia del Registro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (Renatep).

Sobre ello, afirmó: “Es un paso enorme hacia la formalización de los derechos del sector, una herramienta de visibilización de la Economía Popular y el primer proceso de reconocimiento de una franja de casi 6 millones de personas en todo el país, y en la provincia casi el 40 % de los trabajadores y trabajadoras de la masa económicamente activa”.

En ese sentido precisó: “Se intenta fortalecer esto que venimos planteando desde hace muchos años, trabajadores somos todos. Hay trabajadores que no están empleados, pero siguen siendo trabajadores porque generan una actividad económica y es allí donde se encuentran los trabajadores de la economía popular”.

Además, agregó: “Nos parece importante recalcar que es necesario transformar en trabajo genuino los programas sociales. En segundo lugar, este registro se organiza por rama de actividad, como se venía haciendo por parte de las distintas organizaciones sociales. Fue una conquista del año 2016 por parte de este sector, junto con el salario social complementario y el Consejo Nacional de la Economía Popular. Este Gobierno que asumió el 10 de diciembre dio un gran paso hacia el reconocimiento de esta cuestión”.

Por otra parte, detalló: “Buscamos tener un fuerte anclaje territorial y lograr de este modo las políticas públicas más adecuadas. Son cinco las grandes ramas de actividad: las sociocomunitarias, el cuidado, el reciclado, la rama de producción de alimentos, y la rama textil, todas incluidas en el registro con sus respectivas sub-ramas, para poder avanzar en reconocimiento a estas actividades, que son esenciales en la reactivación económica post cuarentena”.

Duarte comentó que desde la Secretaría de Economía Popular vienen trabajando en conjunto con la Nación, particularmente con la Dirección Nacional de Registro. Se avanzará en dos etapas; la primera será un registro virtual, en la página del Ministerio de Desarrollo Social para que allí cualquier trabajador/a cargue sus datos y se inscriba. Luego con ese registro se realizarán operativos en el territorio: “Iremos a los barrios donde se completará el proceso de carga de datos, de modo articulado con la Nación”, subrayó.

ECONOMÍA SOCIAL

PARA LA PRODUCCIÓN

“Entre las herramientas que se piensan para esto figuran la posibilidad de una jubilación, acceder a un salario, no con la concepción de plan social, sino como retribución por un trabajo que se realiza. Hay un trabajo que ya existe, y el Estado lo reconoce”, repasó Duarte. “Además hay herramientas fiscales como el monotributo social gratuito, líneas de crédito accesible, y para la organización y fortalecimiento. Pensamos en el fomento de las sociedades autogestionadas, programas de capacitación, de acceso a ferias populares y demás estrategias para facilitar la salida de la producción de familias y particulares”.

Duarte expresó que se trata de: “Un sector que se asocia a la economía de la necesidad, lo marginal. Transformar esto en un sector esencial para la salida de la crisis y sobre todo, para alcanzar la soberanía alimentaria, y que de una vez por todas podamos despegar como provincia en el abastecimiento local de alimentos. Por ello trabajamos junto con productores campesinos para generar líneas de logística y capacitación. La pandemia demostró que el Chaco puede producir los alimentos que consume. Es una oportunidad histórica para avanzar con ese objetivo, así como lograr una infraestructura social básica y urbanizar los barrios populares, mal llamados villas, ya que el macrismo dejó una muy fuerte pobreza estructural en cuanto a servicios y derechos básicos”.

Los residuos sólidos urbanos son otro eje destacado: “El mayor desafío es acompañar el trabajo solidario y comunitario de los trabajadores de la Economía popular, que estuvieron en la primera línea de combate al virus, con cuidados necesarios, sobre todo en los barrios populares con los merenderos y comedores populares. Es una oportunidad en esa vía, el trabajo comunitario por encima de la cultura del descarte y del sálvese quien pueda. Esta pandemia nos mostró que las redes comunitarias para la contención son muy importantes; el papel de las familias populares es un ejemplo a seguir”, reconoció.

Asimismo, planteó que la pandemia: “Revalorizó al Estado cuando se define por la contención y de modo inmediato, eso se va a fortalecer en la pospandemia, es el compromiso de quienes formamos parte del Gobierno provincial; priorizar lo comunitario y trabajar políticas públicas que generen herramientas para defender derechos sobre la base de los lazos de solidaridad. La Economía Popular es un sector esencial para la salida de la crisis. El único ordenador social es el trabajo, y sus integrantes han sabido reinventarse cuando quedaron afuera del sistema formal”.

EVITA

A modo de cierre, y atento al aniversario 68 del fallecimiento de Eva Perón, Duarte rindió su homenaje: “Si Evita viviera no tengo dudas que sería la abanderada de las luchas de los trabajadores y trabajadoras de la economía popular. Y levantaría esas luchas desde el peronismo, pelearla por los derechos de les trabajadores, nosotros siempre decimos que les trabajadores de la economía popular son los Descamisados del siglo XXI. Evita fue y es la máxima expresión de construcción de poder popular”.

 

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar