El Mundo

La ONU investiga una fosa con más de 400 cuerpos

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos planea enviar un equipo de investigadores para verificar las denuncias sobre el hallazgo en la ciudad ucraniana de Izium, recientemente liberada de la ocupación rusa.

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, planea enviar un equipo de investigadores a la ciudad ucraniana de Izium, recientemente liberada de la ocupación rusa, para verificar las denuncias sobre el hallazgo de una fosa común con más de 400 cuerpos realizado por las autoridades ucranianas.

«Nuestros colegas en Ucrania, de la misión de vigilancia de los derechos humanos en Ucrania, están verificando esas denuncias y apuntan a organizar una visita a Izium para determinar las circunstancias de la muerte de esas personas», indicó la portavoz de la Alta Comisionada, Elizabeth Throssell, durante su encuentro habitual con la prensa de la ONU, en Ginebra.

Throssell recalcó la importancia de «determinar las circunstancias de la muerte de las personas que podrían encontrarse en estas fosas comunes». La vocera indicó que, cuando se hallan estas fosas, es importante comprobar si se trata de militares o civiles, si fueron asesinados, si murieron en los combates o por causas naturales debido a la falta de atención médica.

HALLAZGO

Ucrania informó este viernes que halló unas 440 tumbas en Izium, una ciudad arrebatada recientemente a las tropas rusas en el marco de una contraofensiva ucraniana que le ha permitido recuperar algunas franjas de territorio que habían sido conquistadas por Rusia.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, culpó a la «ocupación rusa» del nuevo hallazgo. «El mundo entero debería ver esto. Un mundo en el que no debería haber crueldad ni terrorismo. Pero todo esto está ahí. Y su nombre es Rusia», expresó Zelenski en un mensaje de Telegram acompañado de fotos de lo que parece ser un equipo forense trabajando en el bosque en el que se halló la fosa.

En su mensaje, Zelenski precisó que «se encontraron más de 400 cuerpos» y agregó: «Con signos de tortura, niños, muertos como consecuencia de ataques con misiles, guerreros de las Fuerzas Armadas de Ucrania». «Rusia solo deja muerte y sufrimiento. Asesinos. torturadores. Privado de todo lo humano. No te escaparás. No te esconderás. La retribución será justamente terrible. Por cada ucraniano, por cada alma torturada», agregó el mandatario.

El titular de la Policía de Jarkov, Sergui Botvinov, precisó que son 440 los cuerpos encontrados, algunos muertos por bala y otros en bombardeos. “Algunos fueron asesinados, con disparos de armas de fuego, otros por el fuego de artillería, o por la explosión de minas, algunos murieron en los ataques aéreos”, reseñó.

 

“Muchos cuerpos no fueron todavía identificados; las causas de la muerte serán establecidas por las investigaciones», explicó, y detalló que todos los cuerpos encontrados serán exhumados y sometidos a un examen forense.

«Para mi fue particularmente impactante y horrible; es un crimen contra la humanidad, no debería existir en el mundo civil en 2022; es una historia horrenda desde cualquier ángulo; estoy confiado de que el mal será castigado», aseveró el funcionario policial.

 

BOMBARDEO

Por otra parte, se supo que el Ejército ruso bombardeó la ciudad natal de Zelensky, Kryvyi Rih, en la región de Dnipropetrovsk. La revelación la hizo el jefe de la administración civil-militar, Oleksandr Vilkul, quien pidió a la población «permanecer en los refugios» y «no filmar ni publicar nada en las redes sociales».

Los ataques fueron al menos dos, el jueves y viernes. En el primero, «parte de los residentes de Kryvyi Rih fueron evacuados después de que el río Inhulets inundara las calles tras el bombardeo ruso a una represa cercana, el miércoles por la tarde. Se dispararon ocho misiles de crucero contra la instalación, reportó.

Vilkul dijo a la agencia Ukrinform, que Rusia “ha cometido otro acto terrorista”, porque “golpeó una instalación hidrotécnica muy grande”, en “un intento de arrasar una parte de la ciudad”.

 

VISITA DE VON DER LEYEN

 

Fuera del terreno de los combates, la titular de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, declaró el viernes que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, «debe perder la guerra» y abogó para que comparezca ante la Justicia internacional por crímenes de guerra supuestamente cometidos en territorio ucraniano.

«Putin debe perder esta guerra y rendir cuentas de sus actos; para mí, eso es importante», remarcó Von der Leyen, jefa del órgano ejecutivo de la Unión Europea (UE), según el diario alemán Bild.

De visita a Kiev –la tercera desde el inicio de la invasión, en febrero-, a donde llegó para hablar del proyecto de integración de Ucrania a la UE, la diplomática aseguró que el bloque apoyará a este país el tiempo que sea necesario.

«Nunca podremos igualar el sacrificio que están haciendo los ucranianos, pero lo que sí podemos decir es que tendrán a su lado a sus amigos europeos durante el tiempo que sea necesario», dijo la delegada europea en una rueda de prensa.

Moscú, en tanto, redobló sus advertencias a Estados Unidos sobre las eventuales consecuencias de una donación a Ucrania de misiles de largo alcance. El embajador en Washington, Anatoli Antonov, avisó que si EE.UU. da ese paso «ese escenario significaría un involucramiento directo de Estados Unidos en una confrontación militar con Rusia»,

Este viernes fue directamente la Cancillería la que reiteró la advertencia. «Si Washington toma la decisión de enviar misiles de mayor alcance a Kiev, cruzará una línea roja. En un caso así, nos veremos obligados a reaccionar en consecuencia», señaló la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova.

Las autoridades de EE.UU. donaron a Ucrania diferentes tipos de armamento, pero Kiev reclama a los aliados que le suministren armamento de mayor alcance con el posible objetivo de atacar posiciones rusas en Crimea.

 

Moscú afirmó en anteriores ocasiones que este suministro de armas pesadas es el causante de que el conflicto en Europa del Este se esté prolongando. «Está conduciendo a un enfrentamiento militar directo entre Rusia y los Estados de la OTAN», subrayó Zajarova.

 

EL PAPA PIDE PAZ

Mientras, la Junta de Gobernadores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) de la ONU adoptó este viernes una resolución que pide a Rusia que se retire de la central ucraniana de Zaporiyia, bombardeada regularmente, informaron fuentes diplomáticas.

Las fuerzas rusas tomaron el control de las instalaciones nucleares el 4 de marzo, pocos días después del inicio de su invasión de Ucrania.

En tanto a su regreso de Kazajistán, el papa Francisco pidió este viernes una negociación para poner fin a la guerra que incluya a Rusia. «Siempre es difícil entender el diálogo con los Estados que han empezado la guerra, que han dado el primer paso. Es difícil, pero no debemos descartarlo», planteó el pontífice.

Cooperativa La Prensa

Cooperativa de Trabajo y Consumo Ltda La Prensa

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar