Derechos HumanosDestacadas

Ligas Agrarias: Las indagatorias siguen este jueves y los alegatos inician el 30

Los imputados José Rodríguez Valiente y Miguel Gonzáles afirmaron su inocencia ante el Tribunal en séptimo día de audiencia del juicio en el que se juzgan homicidios y torturas a integrantes de Ligas Agrarias. La causa pasó a cuarto intermedio hasta este jueves 23, con la ampliación indagatoria del ex militar José Tadeo Bettolli.

Con la ampliación indagatoria de los imputados JoséRodríguez Valiente y Miguel Gonzáles se reanudó el juicio oral por crímenes de lesa humanidad a integrantes de Ligas Agrarias en la sede del Tribunal Oral Federal de Resistencia durante la mañana de este lunes 20 en el que fue el séptimo día de audiencia de la causa. La ampliación indagatoria del imputado José Tadeo Bettolli, se reprogramó al jueves 23, por lo cual el inicio de los alegatos de querellas y Fiscalía, pautados originalmente para esa fecha, se realizarán el jueves 30 y viernes 31. En la primera semana de junio se espera que las defensas presenten sus alegatos.

Respecto de la próxima jornada del juicio que dará inicio a las 9 h, Bettolli es el único del grupo de acusados que resta por manifestarse ante el Tribunal, ya que Eduardo Wischnivetzky y Alcides Sanferraiter anunciaron que declinarán la opción.

El presidente del Tribunal Juan Manuel Iglesias solicitó a las partes que organicen sus respectivas exposiciones de modo tal que puedan cubrir en un espacio de una hora sus respectivos alegatos, con la posibilidad de extender ese plazo. El Tribunal tiene como objetivo avanzar en los debates para dictar sentencia a mediados de junio. En sentido Iglesias señaló que se espera llegar a Agosto “con todas las causas de lesa humanidad finalizadas”, en referencia al juicio oral de la causa en la que figuran imputados por su colaboración con el terrorismo de Estado el guardiacárcel Pablo Casco y el ex funcionario judicial Roberto Mazzoni. Una vez se resuelva el nombramiento del tercer juez para suplir la vacante en ese proceso las audiencias comenzarían inmediatamente una vez terminado el juicio de Ligas.

Este es el quinto proceso por crímenes de lesa humanidad en la provincia, cuya etapa de juicio oral comenzó el 5 de abril de 2019. Se juzgan los asesinatos de Carlos Piccoli y Raúl Gómez Estigarribia, dirigentes  de Ligas Agrarias eliminados en sendas emboscadas encubiertas en supuestos “enfrentamientos” con fuerzas represivas durante la última dictadura cívico militar, así como también el secuestro y tortura de los trabajadores rurales Santos Britez, Hipólito Britez y Modesto Meza.

Querella y Fiscalía sostienen que Estigarribia fue ultimado a balazos la noche del 12 de febrero de 1977, en Corzuela, por un grupo de tareas liderado por el militar José Bettolli.  Del caso Carlos Piccoli señalan que este se trasladaba en bicicleta por un camino vecinal del paraje Pampa Florida de la zona rural de Sáenz Peña, el 22 de abril del 79, donde fue acribillado con un fusil FAL y una pistola ametralladora PAM 3, por Alcides  Sanferraiter y Cárlos Chavez (fallecido).Desde la defensa se plantean la versión de un supuesto “enfrentamiento”.

“SANCIONES BRAVAS”

La audiencia comenzó cerca de las 10 de la mañana, con la declaración del imputado José Rodríguez Valiente, ya condenado por torturas y violación a ex detenidos y ex detenidas por razones políticas en la ex Brigada de Investigaciones (Causas Caballero I y II). En este proceso desde las querellas y desde la Fiscalía se le endilga haber fraguado las actas de los operativos en los cuales fueron asesinados Piccoli y Gómez Estigarribia.

El imputado declaró desde uno de los escritorios donde se ubica la defensa para poder hacer uso una serie de documentos y demás escritos. En líneas generales ratificó sus declaraciones anteriores, destacó que su participación fue posterior a los hechos, y respecto de las actas desatacó que “se hizo lo que se vio y lo que expresaron los testigos en el lugar”.

“Nadie me propuso encubrir nada” se defendió. Cada vez que el fiscal Diego Vigay le pidió mayores precisiones sobre la toma de declaraciones ratificó las actas y aseguró no recordar nada más. En el operativo de Estigarribia remarcó que el jefe fue el Comisario Inspector Olivera, y en el de Estigarribia, el Comisario Inspector Torres.

Cabe recordar que el tercer día de audiencia de la causa, el 10 de abril pasado, declararon peritos de la policía que intervinieron en la reconstrucción del caso de Estigarribia y el matrimonio Iñiguez, domiciliado en la vivienda frente al cual ocurrieron los hechos. La versión del «enfrentamiento no fue ratificada por ninguno. En esa oportunidad, tanto Francisco Iñiguez, quien figura en el requerimiento fiscal como responsable de haber dado aviso a la Policía que recibiría la visita de Estigarribia, como su esposa Adelina manifestaron no haber presenciado nada de modo directo pero si haber escuchado “comentarios de terceros”. “Decían que lo bajaron a uno” precisó el testigo. Por su parte, el ex sub oficial de Policía Alfredo Gómez, quien prestó servicio en la División de Criminalística, dijo no recordar haber intervenido en la reconstrucción pericial.

Miguel Gonzáles afirmó no haber estado presente durante el operativo en el que resultara muerto Estigarribia. Sostuvo que su participación se redujo a oficiar de chofer de una comitiva integrada por varios oficiales que partió desde Resistencia hacia Corzuela. En ese sentido planteó que el jefe inspector Olivera le ordenó que firme el acta correspondiente en la que figura como partícipe. Consultado por la posibilidad de sufrir consecuencias por oponerse a firmar reconoció; “Había que firmar, porque de otro modo la sanción era brava”.

 

 

Cooperativa La Prensa

Cooperativa de Trabajo y Consumo Ltda La Prensa

Publicaciones relacionadas

Cerrar