El Mundo

Maduro: “Sólo el pueblo pone, sólo el pueblo quita”

Ante el pronunciamiento de Juan Guaidó como “presidente interino”, Nicolás Maduro se dirigió a la multitud y comunicó no sólo que rechaza el “golpismo”, sino que además rompió relaciones con Estados Unidos.

“He decidido romper relaciones diplomáticas y políticas con el gobierno imperialista de los Estados Unidos”, anunció el presidente bolivariano, Nicolás Maduro, desde el Palacio de Miraflores frente a una multitud de seguidores en un día cruzado por las movilizaciones a favor y en contra del Gobierno, que fue aprovechado por el opositor Juan Guaidó para proclamarse “presidente encargado” en consonancia con la Casa Blanca y los países integrantes del Grupo Lima que salieron simultáneamente a respaldarlo, entre ellos, el presidente, Mauricio Macri.

“¡Ni golpismo ni intervencionismo en Venezuela!”, exclamó Maduro al volver a denunciar a la Casa Blanca de dar un “golpe de Estado” y repetir el intento de 2002 contra Hugo Chávez. El presidente venezolano solicitó el respaldo de la ciudadanía y las Fuerzas Armadas para sostener su mandato y exigió al resto de los países “no entrometerse en los asuntos internos”. Además, dejó abierta la posibilidad de que el Poder Judicial avance sobre la proclamación de Guaidó.

 

QUIEBRE

Ante las miles de personas que se reunieron frente al balcón del Palacio Miraflores, Maduro firmó la nota diplomática en la que ordena los diplomáticos norteamericanos a retirarse del país en 72 horas para sellar la ruptura de las relaciones.

“El Gobierno imperialista de Estados Unidos dirige una operación para imponer, a través de un golpe de Estado, un gobierno títere a sus intereses”, denunció presidente bolivariano que calificó la estrategia internacional para reconocer al diputado de Voluntad Popular como “presidente encargado” como una “insensatez” y “una gravísima irresponsabilidad de la política extremista de Donald Trump para dividir a Venezuela tratar de destruir sus vías democráticas”.

“¡Fuera! Se van de Venezuela. Basta de intervencionismo. Aquí hay dignidad, aquí hay pueblo dispuesto a defender esta tierra”, arengó Maduro y reivindicó las elecciones del 20 de mayo de 2018 —“solo el pueblo pone, solo el pueblo quita”— en la que fue reelegido como presidente, que son desconocidas por la comunidad internacional alineada a Estados Unidos por la negativa de la oposición de participar y la ausencia de organismos internacionales de control. “Dicen que soy un dictador”, apuntó Maduro y les respondió a sus detractores: “Yo no me formé en la Escuela de las Américas, donde prepararon a los dictadores. Me formé a los barrios de Caracas, en las asambleas de trabajadores, en la asamblea constituyente”. (Fuente: Página 12)

 

 

 

 

 

 

Cooperativa La Prensa

Cooperativa de Trabajo y Consumo Ltda La Prensa

Publicaciones relacionadas

Cerrar