Destacadas

Memorias de una cooperativa

Cumple 19 años de vida La Prensa, cooperativa de trabajo que edita este matutino. Nació un 22 de octubre de 2002 conformada por 22 empleados, resto de un plantel de 90. Hoy suman 40 personas entre socios y colaboradores. El cooperativismo es un fenómeno económico de unión, solidaridad y ayuda mutua de los trabajadores. Ser cooperativo posibilita un encuentro y compromiso humano distinto y de alta calidad con el compañero.

En una tarde a fines de 2002, entraron a la redacción los oficiales de justicia apoyados por Gendarmería que hacía cordón al edificio para cerrar la empresa. La quiebra del diario se manifestaba así: un hecho traumático para decenas de familias, pero no excepcional en aquellos tiempos infaustos donde el país caía a pedazos. Los compañeros casi intuitivamente, defendieron la salida de la edición de ese 22 de octubre, sintiendo que era menester sacarlo a la calle incluso antes de tomar conciencia completa de lo que estaba pasando. Solo un puñado decidió dar lucha.

Gráfica Chaqueña SACI fue fundada en 1990 y el 16 de noviembre de ese año, en José Hernández 286 de Resistencia, editó el primer número de El Diario Chaqueño e Independiente.

Hacía su aparición en la provincia de Chaco un medio de comunicación gráfico, que despuntaba como saludable opción a la verdad monopólica del único medio de prensa existente. Abrió sus puertas con un equipo periodístico relevante, una visión noticiosa fresca y renovada y estrategias publicitarias novedosas; se posicionó rápidamente.

A fines de 1993 un porcentaje importante de las acciones fueron vendidas a un empresario correntino, quien fundó Editora del Nordeste S.A. Entre ambas empresas se dividían las funciones; una, encargada de la cuestión editorial: producción y redacción de las noticias; y la otra, de las correspondientes a taller, impresión y distribución.

Cinco años después, Apint fue creada por las dos firmas como Sociedad Anónima dedicada a la prestación de servicios. Esta, resultó ser una “empresa fantasma” por la cual se “fugaban” los ingresos del diario mientras en el interior de la empresa comenzaban a aparecer los primeros problemas financieros relevantes.

La informalidad en el pago de haberes no sólo la padecieron los trabajadores sino también los proveedores de ambas firmas, con los cuales las deudas crecieron a ritmo galopante.

Dentro de la cartera de proveedores se encontraba Complaspel SACeI. Esta empresa era uno de los proveedores que más sufría las consecuencias de las prácticas ilícitas, ya que el diario le adeudaba importantes sumas. Fue la primera en reclamar judicialmente sus acreencias.

El ocho de agosto del año 2001 Complaspel SACeI, con domicilio en Capital Federal, solicitó a la jueza que decrete la quiebra de Gráfica Chaqueña SACI y Editora del Nordeste S.A.

En el petitorio se sostuvo claramente que la deudora ya había incumplido distintos acuerdos celebrados entre ambas partes, por lo cual no encontraban otro medio para cobrar sus acreencias.

Cumplido todos los pasos procesales y ante los reiterados incumplimientos por parte de Gráfica Chaqueña SACI, el Juzgado Civil y Comercial de la Décima Nominación a cargo de la doctora Norma Alicia Fernández de Schuk, dispuso el martes 1 de octubre de 2002 la quiebra de Gráfica Chaqueña SACI y se procedió a nombrar los síndicos de ambas empresas: la contadora. Graciela Pérez como síndico en los autos caratulados “Gráfica Chaqueña SACI s/ quiebra pedida por acreedor- hoy quiebra” y al contador Víctor Tacca como síndico en los autos caratulados “Editoras del Nordeste s/ quiebra pedida por acreedor- hoy quiebra.”

HORA DE DECISIONES

Los oficiales de justicia se presentaron en el diario, el primero de octubre de 2001, con el objetivo de desalojar y cerrar el edificio. En este intento de cierre también participó personal de Gendarmería.

Mientras se rodeaba el perímetro edilicio, los empleados estaban trabajando en el cierre de la edición del día, y en cuanto tomaron conocimiento de los hechos se amotinaron, literalmente, e impidieron el desalojo, sosteniendo que no iban a abandonar el lugar de trabajo; asimismo, solicitaron de inmediato a los síndicos autorización para poder terminar la edición del día siguiente.

Las sindicaturas accedieron al pedido y permitieron que se edite el diario del 2 de octubre de 2002. Ambas sindicaturas resolvieron la continuación inmediata de la actividad en resguardo del patrimonio de la empresa fallida. Y salió el diario ese día, y saldría el siguiente, y el siguiente…

UNA MÁS, RECUPERADA

El contexto de crisis que vivían los exempleados los llevó a pensar en las posibilidades legales de continuar y para ello buscaron asesoramiento letrado. En esta etapa fue determinante el aporte, desde el punto de vista legal, de la abogada Laura Tisembaum y también de la guía y contención del Sindicato de Prensa.

Gráfica Chaqueña SACI, así como los de Editora del Nordeste presentaron a sus respectivos síndicos de quiebra, una nota donde hicieron saber que habían tomado la decisión de poner toda su voluntad y esfuerzo para la continuidad de la fuente laboral.

Entre el 7 y el 21 de octubre se realizaron una serie de encuentros en la sede del Sindicato de Prensa. Con asesoramiento legal y técnico, expertos en cuestiones de cooperativismo expusieron las características de cómo asociarse para cumplir con un objetivo común.

ASAMBLEA CONSTITUTIVA

La reunión pilar, tuvo lugar el 22 de octubre de 2002, en la sala de redacción del matutino. Un grupo de 22 empleados de un plantel de 90 que integraba la empresa antes de la quiebra, realizaron una asamblea y en su transcurso se dio lectura y se aprobó el Estatuto de la LA PRENSA Cooperativa de Trabajo y Consumo Ltda. (el acta fue remitida para su aprobación a la Dirección de Cooperativa). Además, se eligieron a los socios para el Consejo de Administración, cargos que luego se designaron en la jornada siguiente.

Siendo las 22 horas, con un triunfal aplauso y sincera emoción de los recién investidos trabajadores autogestionados, nacía la cooperativa La Prensa.

DEL CAOS AL RENACER

Desde el 1 de octubre hasta el 11 de diciembre de 2002, fecha en que el Juzgado Civil y Comercial de la 10ª Nominación hizo entrega del matutino a la cooperativa, se trabajó bajo la tutela de los síndicos.

El 22 de noviembre de 2002, en el “Viejo Café”, un bar que también funciona bajo una cooperativa de trabajo constituida por mozos, se realizó la presentación oficial de elDIARIO de la Región y su editora.

El 11 de diciembre del mismo año, la Justicia hizo entrega formal del diario a la cooperativa (a pesar que en el acta figura la fecha del 4 de diciembre).

Había que esperar unos años más para un fruto importante: el 11 de mayo de 2005, la Cámara de Diputados aprobó la expropiación de las rotativas King Press 11901, de cuatro cuerpos- y los bienes muebles e inmateriales, entre ellos, el nombre de elDIARIO. De esta manera, los trabajadores lograron frenar el proceso de liquidación de los bienes, y aguardan que el gobierno provincial destine los fondos para que pasen definitivamente a ser propiedad de los trabajadores.

El proyecto de ley de expropiación fue autoría del diputado Daniel San Cristóbal. El Banco del Chaco, redactó un acta acuerdo para hacer el uso del edificio, convenio que está en vigencia. Siguiendo el ejemplo de muchas otras empresas recuperadas del país se solicitó la expropiación del Inmueble y el once de mayo del año 2005 la Cámara de Diputados sancionó con fuerza de ley la Declaración de Utilidad Pública del inmueble sito en calle José Hernández 280 de la ciudad de Resistencia (ANEXO 5) el cual debía destinarse al funcionamiento de la Cooperativa de Trabajo y Consumo La Prensa Limitada. La expropiación se realizó en los términos de la Ley Provincial de Expropiación Nº 2.289.

EL CRECIMIENTO

El diario se encuentra hoy en una real consolidación de empresa de la economía social. Consolidación en su doctrina democrática, con la evolución de la conciencia cooperativa de sus miembros asociados; en sus principios solidarios, estrechando los vínculos con la sociedad; y en su carácter como medio de comunicación, cada día más libre de expresarse.

Ahora los trabajadores están en pie de igualdad y cuentan con la posibilidad de decidir sobre su presente y su futuro. Coraje, esfuerzo, perseverancia, ayuda mutua de sus integrantes, construcción colectiva en la autogestión. La economía solidaria sigue rutilando sus valores democráticos y equitativos.

 

Cooperativa La Prensa

Cooperativa de Trabajo y Consumo Ltda La Prensa

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar