El Interior

Noche y magia eliseñas, por Lara Mansilla

Una nueva pieza artística está próxima a inaugurarse. Se trata de un mural de Lara Mansilla, estudiante del Ispeaba “Alfredo Santiago Pértile” de Resistencia, oriunda de Colonia Elisa. La artista habló con elDIARIO de la Región para explicar y profundizar sobre su obra.

Esta pieza, de 6 metros de largo y 4 de ancho, se enmarca dentro de un paseo peatonal impulsado por la Municipalidad de Colonia Elisa, que se compone de una serie de murales creados por artistas locales, alumnos de la Escuela de Arte del pueblo y hasta pasaron por allí los trazos de tres pintores de Tirol.

Lara Mansilla nació y creció en Colonia Elisa. A los 19, comenzó sus estudios en el Instituto Superior del Profesorado de Educación Artística “Alfredo Santiago Pértile”, ubicado en la esquina de Wilde y Marcelo T. de Alvear de Resistencia. Allí, aprendió sobre diversas plataformas artísticas. Actualmente, está más abocada al dibujo y la pintura.

Lara Mansilla nació y creció en Colonia Elisa. A los 19 años comenzó sus estudios en el Instituto Superior del Profesorado de Educación Artística “Alfredo Santiago Pértile”.

“Un tiempo atrás, hablé con el intendente, Pedro Maidana. Le ofrecí mi trabajo como artista principiante. Comencé pintando por distintas partes del pueblo, por ejemplo, los bancos del parque juvenil. Luego de eso surgió la invitación desde el Municipio para participar en los murales de este proyecto”, narró Lara.

Sobre la temática, la estudiante expresó que se trata de plasmar los aspectos culturales de Colonia Elisa. Además, también se incluyó un homenaje a los excombatientes de Malvinas.

En el caso del mural de Lara, la obra se relaciona con la flora y fauna del pueblo. “Voy a plasmar un paisaje un poco surrealista, que es más o menos mi estilo. En él se podrá ver un palo borracho, un lapacho, ramas secas y un búho. Será un reflejo de lo que es la noche eliseña. Esa es la idea general”, detalló a este medio.

En la pieza, donde abunda el azul brillante del cielo nocturno, cortado por el pasto, se puede observar un palo borracho de gamas rojizas a la derecha. Por la izquierda se erige un lapacho más oscuro, con tonos morados. A su lado, se superpone una rama que ya roza los negros. En la zona inferior izquierda, prendido a una rama, se encuentra un majestuoso búho en blancos, grises y amarillos. Todas las figuras están sutilmente iluminadas por una imagen distintiva en las obras de Lara: la Luna.

En la obra, se destacan árboles autóctonos, un búho y, reflejando luz, una imagen distintiva de la artista: la luna.

Consultada por la generatriz de la idea del diseño, ella explicó: “Para este mural me inspiré en las noches de invierno de mi pueblo, ya que el cielo es como una televisión debido a la poca contaminación lumínica. Están los montes con sus árboles y ramas secas en esta época. Y también los animales, como las lechuzas, que son la parte más linda de las construcciones antiguas, en las que crean sus nidos y vuelven a llenarlos de vida”.

Con respecto a la técnica y el diseño, la artista comentó que “Es cuestión de experimentar. Soy principiante, así que cada pincelada es un aprendizaje a prueba y error. Me gusta mucho el surrealismo y la abstracción. La idea es combinar técnicas y estilos para generar en los espectadores diferentes sensaciones”.

Los materiales utilizados fueron pinturas látex y pinceles. “Seguramente luego se barnizará con algún tipo de protector, ya que el látex en superficies se arruina más que las pinturas sintéticas”, acotó Lara.

“Agradezco infinitamente el espacio brindado, ya que es enorme la necesidad que tenemos de comunicar algún mensaje para el mundo o algunos pocos, así que espero que continúen apostando al arte (y no solo visual), porque es la mejor herramienta que tenemos para llegar a los demás o simplemente expresarnos”, subrayó.

Lara auguró: “Personalmente, este proyecto es un desafío y espero que un impulso para mi carrera, ya que va a ser el primer mural con mi firma. Espero que a partir de acá pueda seguir avanzando con otros proyectos artísticos ya sea acá, en mi lugar, Colonia Elisa, como también en toda la zona” y agregó “Cabe mencionar que tengo todo el apoyo de mi familia, gracias a su sangre llevo el arte en mí”.

La pieza de seis metros de largo y cuatro de ancho se enmarca dentro de un paseo peatonal impulsado por la Municipalidad de Colonia Elisa.

“La idea, además, es concientizar a la sociedad tanto sobre la deforestación como la importancia del arte para el ser humano. Hay que cortar un poco con la idea de un trabajo final y focalizarse en el proceso como un viaje espiritual hermoso, en el cual cada artista puede plasmar un poco de sí mismo en una superficie y cada espectador, al observar la obra, pueda sentir experiencias nuevas, imaginar y expandir la conciencia quizás un poco más allá” interiorizó.

Esta talentosa estudiante fue más allá y reflexionó sobre las corrientes artísticas. “Para mí, de esto se trata el surrealismo y la abstracción: es un viaje interior de descubrimiento de cada persona. La variedad de sensaciones que genera una obra surrealista o abstracta es interminable y verdadera” concluyó.

Etiquetas

Cooperativa La Prensa

Cooperativa de Trabajo y Consumo Ltda La Prensa

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Cerrar