Deportes

Papelón: Argentina goleada y al borde de la eliminación

Fue 3-0 y dio la sensación de que pudieron ser más. Todo el desconcierto que hubo en la previa sobre el armado del equipo se reflejó en la cancha. El equipo que dispuso Sampaoli no tenía ensayo, incluyó un marcador de punta que no conoce el puesto, le dio acción a un jugador que entró a la lista de causalidad y que hace dos semanas estaba de vacaciones, rodeó mal a sus mejores hombres y todo eso se reflejó en cancha, más allá de las chances dilapidadas con el partido igualado.

Para muestra, un botón: en el primer tiempo el arquero argentino tocó más la pelota que Messi, quien volvió a tener un partido subterráneo, acaso su peor versión en mundiales.

Le queda una bala, aunque Argentina, si hoy gana Islandia, no depende de sí mismo.

En el primer tiempo hubo chances para los dos. Enzo Pérez dilapidó una clarísima tras una desinteligencia de la defensa. Y los croatas tuvieron dos, en la primera Pericic obligó a una intervención sólida de Caballero, y en la segunda Mandzukic cabeceó afuera tras una siesta de Mascherano.

En el arranque del segundo tiempo, cuando pasaba poco y nada, hubo un error fatal. El que ahora se equivocó con los pies fue Caballero, la dejó corta con una pifia, y Rebic no perdonó.

El 0-1 fue un golpazo y Sampaoli quemó los cambios: adentro Higuaín y Pavón por Agüero y Salvio. Y, luego Dybala.

Pero no hubo reacción. El 2-0 fue obra de Modric y ahí se terminó cualquier reacción. Luego Rakitic marcó el 3-0 y clavó una puñalada brutal y, tal vez, no definitiva.

 

¿Qué necesita para clasificar?

Si hoy los islandeses obtienen una victoria ante Nigeria, la Albiceleste queda obligada a vencer a la selección africana en la última fecha y esperar por un triunfo de Croacia ante los vikingos. Además, la diferencia de gol pasaría a ser vital, ya que con esa combinación de resultados, el equipo de Jorge Sampaoli y el de Heimir Hallgrimsson quedarían ambos con cuatro puntos.

Si, por el contrario, la selección nigeriana consigue llevarse los tres puntos, Argentina llegaría al duelo con las Águilas dos puntos por debajo de éstos y se jugaría un mano a mano con Nigeria. Al mismo tiempo, aún venciendo a los africanos, el partido de Islandia toma relevancia, ya que un triunfo islandés nuevamente obliga a ver la diferencia de gol entre éstos y Argentina.

Finalmente, un empate coloca a Islandia con dos puntos y a Argentina y Nigeria igualados en uno. Así, la Selección no dependería de sí misma ya que, por más que obtenga una victoria el martes, necesitaría una victoria de los croatas que ya están clasificado a octavos.

 

 

 

 

Cooperativa La Prensa

Cooperativa de Trabajo y Consumo Ltda La Prensa

Publicaciones relacionadas

Cerrar