La Provincia

“Para Lucía, justicia ya. Para los jueces, un jurado popular”

“Para Lucía, justicia ya. Para los jueces, un jurado popular”, fue el cántico de cabecera de la marcha que se realizó ayer en Resistencia. Como en cada reclamo al sistema patriarcal traducido en estamentos como el Estado, la Justicia y la familia, en el territorio chaqueño se sumó el pedido por Maira Benítez y Agustina, la joven wichí muerta luego de abuso seguido de embarazo.

Este II Paro Plurinacional de Mujeres y Disidencias ocurre luego de que la sentencia leída a los acusados de la violación y femicidio de la joven Lucía Pérez los dejara absueltos del crimen.

Como en octubre de 2017, Lucía fue el rostro de las miles y cientos de personas que salieron a la calles a exigir una justicia real por su asesinato. “A ella la mataron el 8 de octubre y, con la sentencia que se dio el 26 de noviembre, la volvieron a matar. No podemos seguir perdiendo hijas. No podemos permitir más esto", fueron las palabras de Marta Montero, madre de la joven asesinada al convocar a la protesta.

En Resistencia, como en casi todas las provincias argentinas, a través de asambleas populares y feministas que iniciaron el mismo día de la lectura de sentencia se organizó este segundo paro y movilización. La marcha inició en la esquina de las avenidas Vélez Sarsfield y 9 de julio, tomó por el centro hasta el Superior Tribunal de Justicia (STJ) y culminó en Casa de Gobierno, donde también se intervino el espacio y las distintas referentes tomaron la palabra.

 

LAS VOCES

DE LA MARCHA

 

Desde Mumala Chaco, señalaron que 69 femicidios registrados este año fueron perpetrados por parejas y exparejas de las víctimas, 15 ya habían hecho denuncias previas y en ocho hubo abuso sexual. “Es inaceptable que esto siga sucediendo en nuestra sociedad, es lamentable que el lugar más peligroso sea nuestro hogar y la mayor cantidad de femicidas sean nuestras parejas”, indicaron.

Además, que estos hechos sean “avalados por una justicia patriarcal y un Estado ausente. Nos mata el macho y nos remata el Gobierno nacional y la Justica con políticas de ajuste con un presupuesto recortado”, destacaron. Explicaron que el año que viene habrá $11 por mujer en el Instituto correspondiente a concientizar y acompañar. “Nos deja en evidencia un Estado que no se interesa por lo que están pasando las mujeres en a Argentina y que es cómplice de la violencia con la que vivimos”, dijeron. Cada voz que se alzó en la jornada arremetió contra los jueces del fallo: “Son retrógrados, se interesan más por nuestra vida íntima que por nuestros asesinos. Manifestamos el total repudio al nefasto fallo”, dijeron y exhortaron la revisión del mismo y el jury para los jueces. “Estamos indignadas, angustiadas y hartas, el único camino es seguir organizadas” culminaron.

El colectivo Ni Una Menos Resistencia manifestó que en la jornada “le pararon la mano a la justicia machista y misógina”. “Hace diez días nos dieron un claro mensaje de horror a las mujeres e identidades femeninas: si te matan es culpa tuya, porque sos mujer y sos es irrelevante, tu derecho, tu vida lo es. Eso le dijeron a Lucía y a toda mujer, cuando muere una por día”. Expresaron que, ante esta injusticia: “Respondemos con juico popular, revisión del fallo y juicio para quienes dictaminaron. Esta vez no será, todas somos Lucía. Fue femicido, nosotras lo sabemos, y ellos también”.

El Colectivo Nacional repudió el accionar del Poder Judicial patriarcal que “participa en los femicidios. Decimos sí a la producción de la política frente al horizonte de nuevos mundos posibles. Hay que resistir al poder contra la exclusión, venimos a decir basta a cualquier forma de opresión, individualismo y opresión”. El Frente Grande sumó su repudio y dio “una muestra clara desde el lugar que juzga a los femicidios y transfemicidios, es cómplice, sigue sin escuchar nuestro grito”, dijo.

Este segundo paro de mujeres y disidencias contra la violencia machista e institucional se dio además de Argentina y países aledaños como Paraguay y Uruguay, también en lugares más alejados como Australia, un grupo de mujeres argentinas llamaron a la gente local a repudiar públicamente a la justicia argentina en la vereda del Opera House de Sydney y sumarse al grito por “Ni Une Menos”.

 

UN FALLO CON

SESGO PATRIARCAL

 

Los argumentos utilizados por los jueces Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas y Aldo Carnevale en la sentencia y contra “el Poder Judicial patriarcal y femicida” fueron repudiados efusivamente por distintos sectores sociales, feministas y de derechos humanos. De hecho, especialistas en violencia de género de la Organización de los Estados Americanos (OEA) hicieron un llamamiento a la Corte Suprema argentina por el caso.

El Tribunal Oral Criminal N° 1 de Mar del Plata fue el responsable de absolver a los imputados y solo condenó a dos por tenencia y comercialización de estupefacientes. En la misiva, se señaló que la Corte Interamericana de Derechos Humanos ratificó en distintos casos que el uso de los estereotipos de género en la actuación de los operadores de Justicia representa “una clara violación a los derechos humanos de las mujeres, entre los que se encuentran el derecho a vivir libre de violencia y el derecho a la justicia y a los recursos judiciales".

 

 

 

 

Cooperativa La Prensa

Cooperativa de Trabajo y Consumo Ltda La Prensa

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar