DestacadasLa Provincia

Paro de médicos residentes: “Vamos a continuar el paro hasta que percibamos nuestro salario”

Desde ayer y por tiempo indeterminado, los médicos residentes del hospital Pediátrico y Perrando de la Ciudad de Resistencia llevan a cabo una medida de fuerza por demora en el pago de las becas tanto provinciales como nacionales.

Los médicos residentes del hospital Pediátrico y el Perrando de la Ciudad de Resistencia comunicaron, a través de una carta abierta: “Nos manifestamos como única herramienta para que el reclamo esté en agenda permanente dentro del sistema de Salud Pública. La relación con el Ministerio es totalmente asimétrica y está condicionada por las decisiones políticas y el contexto provincial al que estemos sujetos”.

Por ello, elDIARIO de la Región dialogó con Tania Sampayo, delegada –junto a la enfermera Claudia Scarel– de los médicos residentes del Pediátrico, quien explicó: “Hace un año, los residentes del Perrando vienen presentando una nota al principio de cada mes para percibir la beca a tiempo. Tenemos una beca provincial y hay algunas especialidades que tienen un convenio con la Nación (porque son profesiones declaradas de interés nacional) que cubren un porcentaje del monto percibido” y agregó: “Los pediatras con convenio tenemos obra social, aguinaldo y aporte jubilatorio (no del total de esa beca, sino con base en el porcentaje otorgado), pero los que tienen la beca de provincia no tienen ni ART, obra social, aguinaldo ni aporte jubilatorio”.

La delegada detalló: “Hay que trabajar la consonancia con la Nación para que los residentes estén cubiertos por cualquier accidente de trabajo y el día de mañana –si forman parte del Estado Provincial- tengan antigüedad”, y sumó que: “La beca siempre se cobra a destiempo, entre el 13, 14 y 15 del mes. Hubo un mes que cobramos el 23. Los que percibimos el aporte podemos sostener la situación, pero los que cobran sólo de Provincia y además tienen hijos, no saben cómo hacer”.

“Por ello, la primera parte de nuestro reclamo y lo más urgente es un cronograma de pago y percibir la beca antes del 10, porque hace más de un año estamos pagando los servicios (alquiler, luz y agua) con intereses. Cumplimos más horas de lo que nos corresponde por normativa vigente, a veces pasamos 30 horas en el establecimiento”, comentó.

La medida de fuerza comenzó en diciembre. “En ese momento, el asesor legal del Ministerio de Salud nos informó que no podíamos hacer paro porque, como no somos trabajadores, no tenemos ese derecho. Además, mencionó que debemos cumplir la carga horaria necesaria para aprobar la residencia (más del 75% de la asistencia). En caso de continuar con la medida, nos dijo que seríamos sancionados. Por ello, hicimos una asamblea general y decimos continuar con la medida. A las 72 horas de comenzar el paro, percibimos el depósito”, manifestó Sampayo.

La carta abierta describe: “Lejos de buscar una confrontación, buscamos soluciones que nos contemplen y que demuestren respeto por el trabajo que realizamos. Nos resulta irónico que se insinué reprender a quienes tomamos la decisión de formarnos en un área que conlleva vocación de servicio, sobre todo cuando nuestro sistema de salud necesita recursos humanos comprometidos con la realidad de la provincia. Necesitamos profesionales que elijan este territorio para trabajar y progresar, contribuyendo a la calidad de atención y a la ampliación de la accesibilidad al sistema por parte de la población, que resulta la más vulnerable”.

En cuanto al avance de la situación, Sampayo detalló: “Tuvimos una comunicación el subsecretario de Salud, Alejandro García, autoridades del Perrando y del Pediátrico, el director de Asuntos Jurídicos, Obregón, la licenciada Zanabria de Desarrollo de Capital Humano y de Coordinación Presupuestaria. Desde el Gobierno, nos dijeron que estaban con mucha predisposición a tratar de cambiar esta realidad. Después, el viernes, nos reunimos y elaboramos un acta -que firmamos todos-, donde se especificaron nuestros pedidos y sus explicaciones”.

“Nos dijeron que como la provincia está en crisis económica (en materia de salud, no hay medicamentos en los hospitales) era muy difícil establecer una fecha de pago”, manifestó Sampayo. En consonancia, la carta describe: “Sabemos de la crisis económica que atraviesa la provincia, pero nunca la variable de ajuste tiene que ser el recurso humano, porque somos personas que sufren la inflación”. “No obstante, queremos que en el plazo de unos meses nos digan en cuando podremos cobrar antes del 10 –ya sea 48 o 72 horas después de los activos”, agregó la delegada.

“Como en la última reunión, no tuvimos respuesta definitoria, programamos una próxima para el 24, aunque quedaron en confirmarnos. No queremos pasar por esto cada mes, porque se vuelve engorroso. Sin atender pacientes, nuestra capacitación se dificulta”, lamentó.

“Queremos ser prioridad al momento de que se vayan resolviendo las cuestiones provinciales. Reclamar es un derecho humano. De todas maneras, tanto en el Pediátrico como en el Perrando tenemos el apoyo de las autoridades y los jefes de servicio y docencia. Esta vez, el paro se extenderá hasta percibir el depósito. No obstante, se mantiene la atención mínima y las guardias”, finalizó la delegada, a lo que la carta abierta reforzó expresando: “Mantendremos la convocatoria hasta encontrar una vía de solución al problema que nos afecta en nuestra vida diaria”.

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar