DestacadasLa Provincia

Piden celeridad en la causa por la muerte de un joven

Familiares de Maxi Cabaña llegan este viernes desde Villa Ángela para reclamar justicia ante el máximo tribunal chaqueño por la muerte del joven de 18 años por un incidente vial que involucra a otro motociclista al que apuntan como responsable del hecho.

Este viernes, a las 10, frente al Tribunal Superior de Justicia (STJ) familiares y amigos de Maximiliano Cabaña reclamarán celeridad en la investigación para determinar qué sucedió el 29 de septiembre de 2018 cuando el joven de 18 años murió por un incidente vial que involucra a otro motociclista, Sebastián Barrios, al que apuntan como responsable del hecho.

Celia Ramírez, mamá de Maxi, asegura que “no fue un accidente” ya que según los testigos, previo al hecho, el acusado golpeó a Maxi, lo persiguió por varias cuadras y luego huyó. En diálogo con elDIARIO de la Región, Celia contó su lucha por hacer justicia y el relato de los testigos sobre la noche del incidente.

Celia recuerda que Maxi salió ese sábado por la noche a un cumpleaños con cuatro excompañeros de la secundaria. Iban en dos motos, él junto a otro joven y otros dos muchachos, uno de ellos luego testigo de la causa y con quien la víctima mantenía una relación más cercana, según Celia que de tanto en tanto lo veía su casa.

Previendo que la vuelta no sería rápida, ya que la fiesta se realizó cerca de La Rural a metros de la ruta, Maxi y sus compañeros decidieron alrededor de las 5 del domingo emprender el camino de regreso. Al llegar a la zona urbana, recorrieron varias cuadras hasta llegar a Andrés Mathurin en la esquina de Rivadavia. Allí tuvieron su primer encuentro con Barrios, que conducía una moto tipo cross y viajaba junto a una chica. Maxi hizo un comentario sobre la “facha” del conductor y junto con sus compañeros siguieron la marcha, relató Celia sobre las declaraciones de uno de ellos.

Dejándolo atrás por media cuadra, siguieron dos calles más, cuando Barrios “ya estaba encima de ellos” y le “pegó una piña en la cara a Maxi”. Ellos respondieron que “no querían problemas” y “aceleraron su marcha para despistarlo”. “Esto sucedió así por lo que dicen el compañero de mi hijo y la chica que iba con Barrios”, aseguró Celia que recuerda atentamente el testimonio de los involucrados esa noche.

La persecución no terminó en esa esquina, continuó por varias cuadras más, detalló la mujer e incluso señaló que en un tramo su hijo y el acompañante tomaron otro camino, apartándose de sus otros dos compañeros y Barrios. Pero Maxi decidió volver y se toparon todos otra vez en avenida Presidente Perón, zona que cuenta con cámaras de seguridad y cuyas filmaciones son objeto de investigación en la causa. Y, a metros de allí, media cuadra por la Belgrano, sucedió el incidente, en una zona donde no hay cámaras.

 

LA INVESTIGACIÓN

Celia apunta al testimonio del compañero de su hijo y la acompañante de Barrios esa noche como clave para esclarecer la muerte de Maxi, ya que asegura que ambos coinciden en la actitud de Barrios de perseguir, golpear y continuar “presionándolo” hasta el lugar del incidente. “Hasta que no lo vio muerto, no lo dejó”, expresó y aseguró que “no fue un accidente, no se cayó como dicen”.

Además de los testigos y las pruebas de las filmaciones de seguridad, Celia basa su hipótesis en el informe de los forenses que, según detalló, indican que “Barrios lo cerró y eso provocó el accidente”.

Barrios estuvo prófugo 15 días y detenido con prisión preventiva al menos un mes en la causa “Supuestas lesiones y muerte en accidente de tránsito”. Sin embargo, a fines de diciembre de 2018, la jueza de Garantías de Villa Ángela, Yolanda Alvarenga de Gómez Samela, dictó la nulidad de dicha prisión preventiva y Barrios quedó en libertad. La familia de Maxi fue notificada recién en febrero, después de la feria judicial.

En abril, los familiares apelaron la resolución de la magistrada, medida que llegó hasta la Cámara de Apelaciones de Resistencia que respondió requiriendo más información sobre los involucrados en el hecho. En paralelo, Celia indicó que mantuvo conversaciones con el fiscal a cargo de la causa, Sergio Ríos, de quien recibió el compromiso de realizar una nueva apelación próximamente y de elevar la caratula de la causa a “homicidio simple”.

“Si Barrios no hubiera querido causar ningún mal, por qué los persiguió y por qué se fue cuando mi hijo estaba tirado y no dio aviso. No fue un accidente y queremos respuestas concretas de la justicia”, expresó Celia y convocó a acompañar la concentración hoy en el STJ.

Cooperativa La Prensa

Cooperativa de Trabajo y Consumo Ltda La Prensa

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar