Derechos Humanos

Rechazo a la designación de Gustavo Olivello en Seguridad Pública

Luego de que tomara estado público el nombramiento del expolicía Gustavo Olivello en la flamante “Subsecretaría de Prevención y Seguridad en Abordaje Territorial”, organismos de DD. HH., el Sindicato de Prensa y organizaciones sociales manifestaron sus críticas a la medida. Objetan el historial de violencia contra movimientos sociales por parte de Olivello, incluso la agresión contra trabajadores de prensa de esta cooperativa y de otros medios.

Una vez que tomara estado público el nombramiento de Gustavo Olivello por decreto N° 1.133, del Poder Ejecutivo de la provincia de Chaco, al frente de la flamante Subsecretaría de Prevención y Seguridad en Abordaje Territorial, creada al efecto, en la órbita del Ministerio de Gobierno, la reacción de repudio no se hizo esperar; organismos de DD. HH. integrantes de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) Chaco, el Sindicato de Prensa y varias organizaciones sociales visibilizaron su rechazo y requirieron al Gobierno provincial una marcha atrás con la medida.

Según la resolución en cuestión, Olivello realizaría “tareas de fortalecimiento de las instituciones democráticas”. Sucede que Olivello tiene un historial de ataques a movimientos sociales. En el año 2011 incurrió en privación ilegítima de la libertad de dos personas sin justificativo alguno y en abuso de sus funciones por hecho por el cual está procesado. Del mismo modo, se lo denunció por golpes y amenazas a trabajadores de prensa. Dos fotógrafos de este medio fueron víctimas de su accionar.

En abril del año 2010, Olivello ordenó la detención de un fotógrafo de este medio durante una marcha, al registrar el desmayo de una manifestante. Este trabajador de prensa fue detenido por varias horas y obligado a borrar fotografías. En 2011 incurrió en privación ilegítima de la libertad de dos personas sin justificativo alguno y en abuso de sus funciones por hecho por el cual está procesado. En 2014, fue denunciado por una periodista por disparo de postas de goma.

 

RECHAZO DE PRENSA

Por todo ello, desde el Sindicato de Prensa expresaron su “preocupación y rechazo” por el nombramiento y afirmaron: “La preocupación por los antecedentes de Olivello se intensifica aún más si se tiene en cuenta que el rol que va a desempeñar en el Gobierno lo vincula al monitoreo y control de manifestaciones públicas, actividades que son de diaria cobertura por parte de las y los trabajadores periodísticos. Además de la preocupación por quienes participan de las manifestaciones, teniendo en cuenta los antecedentes represivos del expolicía”. Asimismo, indicaron: “Aprovechamos la oportunidad, para realizar un llamado de atención al Gobierno para que garantice el libre desempeño y tarea de las y los trabajadores de Prensa en todo momento, especialmente en situaciones ligadas a la actividad policial y del área a cargo de Olivello”.

 

“SIN IDONEIDAD”

Como no podía ser de otro modo, los organismos de DD. HH. integrantes de la Comisión Provincial por la Memoria Chaco sumaron su rechazo.

“Si bien nuestro espacio reconoce  que el gobernador Jorge Capitanich ha dado muestras significativas de interés en impulsar políticas públicas de protección y promoción de Derechos Humanos, no podemos dejar de señalar que estamos en absoluto desacuerdo que un área del Estado que tenga en sus funciones el abordaje territorial con movimientos sociales se encuentre conducida por un miembro de las fuerzas de seguridad, ya que entendemos que los reclamos sociales deben ser canalizados mediante el ejercicio activo de la articulación política entre el Estado y la sociedad civil. Hugo Gustavo Olivello, no posee ningún tipo de formación e idoneidad en estas funciones” indicaron. En esa línea destacaron: “La gravedad se torna mayúscula cuando el designado posee gravísimos antecedentes en violación de Derechos Humanos como ser detenciones con amenazas, detenciones ilegales y apremios, las cuales se encuentran activas en la órbita del Poder Judicial. Instamos al gobernador de la provincia de Chaco a que escuche nuestra voz y los innumerables colectivos sociales que se han expresado en contra de esta decisión, solicitamos que se designe a una persona que cuente con la idoneidad e integridad que se necesita para desempeñar un cargo de estas características”.

A modo de cierre remarcaron: “La única manera viable de desactivar la protesta social en un Estado de Derecho es con el respeto de las garantías constitucionales de toda la ciudadanía, y del mismo modo no puede haber una seguridad efectiva sin el pleno reconocimiento de la Democracia y la Libertad de Prensa”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar