DestacadasLa Provincia

Reclamo salarial y contra la precarización en Cultura

Bajo la consigna “¡Basta de precarización!”, ayer comenzó el paro de trabajadores del Instituto de Cultura de Chaco, nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado, con el acompañamiento de la Unión Personal Civil de la Provincia. Exigen mejoras en las condiciones laborales y salariales, tal como se viene reclamando desde hace larga data.

Ayer, desde las 7 de la mañana, trabajadores y trabajadoras del Instituto de Cultura de Chaco (ICCh) se congregaron en la sede central de la citada repartición (Arturo Illia 245) e iniciaron una medida de fuerza en reclamo de mejoras en las condiciones laborales. Así fue como se decidió proceder durante la última asamblea general realizada el miércoles 28 de agosto, luego de haberse agotado todas las instancias formales de pedidos de audiencia con el presidente Cultura, Marcelo Gustin.

La medida, bajo la consigna “¡Basta de precarización laboral!”, implica el cese de actividades hasta el viernes, y tiene como objetivo darle difusión a una serie de reclamos de vieja data; una mejora en los bajos salarios y cese de la informalidad para una mayor estabilidad, ya que se registran casos con más de 15 años antigüedad. La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y la Unión Personal Civil de la Provincia (UPCP) acompañan el reclamo.

Las condiciones generales de trabajo son paupérrimas: el salario promedio de los trabajadores precarizados está por debajo la línea de indigencia, mientras que el del personal de planta permanente no supera la canasta básica.

Otro de los ejes del reclamo es la escucha por parte del presidente del ICCh, Marcelo Gustin, quien según señalaron en reiteradas ocasiones, dio una respuesta negativa a las demandas del sector. Otra cuestión para nada menor es el urgente tratamiento y sanción de la Ley del Trabajador de Cultura.

CRÍTICA SITUACIÓN

elDIARIO de la Región conversó con Miriam Domínguez, referente de la ATE Verde y Blanca, quien planteó la crítica situación de las familias trabajadoras del sector. “Tenemos compañeros y compañeras con más de diez y quince años en estado de precarización y exigimos terminar con esto. También reclamamos un aumento salarial, porque hay monotributistas y en mano les quedan 10.000 pesos, o mucho menos. No se puede cubrir una canasta básica. Del mismo modo que al personal de planta se nos adeudan varias bonificaciones”.

Por otra parte, remarcó: “En el Instituto de Cultura estos reclamos vienen hace varios años, tenemos una estructura orgánica con más de 69 cargos vacantes, es decir 69 compañeros y compañeras con mucha antigüedad con condiciones de ocupar esos cargos que ya están presupuestados, por lo que claramente se trata de una decisión política que no se quiere tomar. Y es un derecho que debe ser otorgado”.

Según pudo saber este medio, se trata trabajadores de varias áreas del Instituto de Cultura, tanto de áreas técnicas, como también pertenecientes a los elencos estables como el Ballet Contemporáneo de la provincia, de la Orquesta Sinfónica, incluso del Coro Chelaalapí. “Son quienes sostienen la cultura, quienes llevan adelante las políticas públicas culturales”, indicó Domínguez.

En ese marco, también se exige el cese inmediato de la persecución y el hostigamiento a los trabajadores que se encuentran en plan de lucha y el cese del sometimiento a las condiciones temporales que violan el principio de dignidad y equidad, artículo 14 bis de la Constitución Nacional.

Por otra parte, al cierre de esta edición no se produjo comunicación alguna de las autoridades del Instituto, por lo que la medida de fuerza continuará durante la jornada de hoy, y es muy probable que se extienda hasta mañana.

 

 

 

Cooperativa La Prensa

Cooperativa de Trabajo y Consumo Ltda La Prensa

Publicaciones relacionadas

Cerrar