La Provincia

Repudio local al “cerco de la bonaerense”

El Consejo Provincial del Partido Justicialista de Chaco planteó su rechazo a “la protesta armada frente a la residencia presidencial” de efectivos de la Policía Bonaerense. Desde la Comisión Provincial por la Memoria, también objetaron la movilización al considerarla “un intento de desestabilización de los gobiernos de Alberto Fernández y de Axel Kicillof”.La agrupación Colectivo Nacional, en contacto con este matutino, remarcó: “No se negocia con una pistola en la mesa de la Democracia".

 La protesta salarial de la Policía Bonaerense devenida en amedrentamiento golpista no pasó desapercibida en el ámbito local, donde cosechó el repudio de buena parte de las organizaciones políticas y sociales afines al gobierno nacional, o, también puede decirse, refractarias de todo intento desestabilizador de la democracia.

Por ello, desde el Partido Justicialista manifestaron su “más profundo rechazo a las actitudes y acciones que se han desarrollado en diversos espacios, llegando hasta manifestarse de manera sediciosa contra la máxima autoridad del Poder Ejecutivo Nacional”.

Y agregaron: “Los reclamos de una parte de los agentes de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, por más legítimos que sean, no pueden transformarse en una protesta armada frente a la residencia presidencial. El gobierno que encabeza el presidente Alberto Fernández es un gobierno que escucha y enfrenta los problemas, que acompaña y resguarda. Que cree en el trabajo y el diálogo como las únicas salidas para tratar las demandas de la sociedad”.

El comunicado, que lleva la firma del exgobernador Peppo cierra con las siguientes palabras: “Las situaciones que ocurren alrededor de la residencia de Olivos, así como las manifestaciones públicas sobre la interrupción de la institucionalidad, por parte de algunos actores políticos, son totalmente inadmisibles en un marco democrático. La sociedad argentina en su conjunto de expresiones, los tres poderes de la democracia incluyendo a legisladores y magistrados, no deben permitir que reclamos sectoriales tomen de rehén la gobernabilidad del conjunto”.

MEMORIA Y

DEMOCRACIA

Por su parte, la Comisión Provincial por la Memoria emitió un documento en el cual su presidente, el ex detenido político Aníbal Ponti, en representación de los organismos de DDHH que integran la citada entidad, afirmó; “No es una marcha por un reclamo salarial. Es un golpe en marcha mediante el apriete policial de la Bonaerense”.

En esa línea, subrayaron: Sectores de las fuerzas armadas y de seguridad utilizan un reclamo justo como el salarial para apalancar el atropello y desgaste de las autoridades democráticas en uno de los distritos más populosos del país” y que: “Este amedrentamiento se da en un contexto de permanente agresión y acciones destituyentes por parte de la oposición y de los grandes grupos económicos que buscan extorsionar por la fuerza a un gobierno que ganó en las urnas y que intenta poner un freno a las políticas antipopulares que durante los últimos cuatro años empobrecieron a las grandes mayorías acosta de la concentración de la riqueza y la fuga de divisas que fue el eje del gobierno de Cambiemos”.

Aníbal Ponti objetó la legitimidad de la protesta al estar “fogoneada por el poder económico y sus aliados políticos de la alianza radical macrista que lideran Macri, Larreta, con la complicidad de la Embajada de Estados Unidos”.

Por ello, desde la CPM convocaron “a la sociedad y a las organizaciones populares a sostener la Democracia, y a rechazar de un modo activo y con toda intensidad este apriete golpista en el marco de una estrategia de coerción a los gobiernos populares del Cono Sur”. Además, exigieron “el procesamiento inmediato de los responsables y el restablecimiento del mando sobre las fuerzas”.

NEGOCIACIÓN A

MANO ARMADA

La agrupación Colectivo Nacional se comunicó con este medio y presentó un documento titulado “No se negocia con una pistola en la mesa de la Democracia” en el cual señalaron que el contrato democrático de nuestro país “se asienta sobre la piedra basal del Nunca Más y del fin de la impunidad. Los valores de Memoria, Verdad y Justicia ya forman la sustancia de nuestro proyecto de Nación”.

“Ante ello, sectores de la oposición que integran la coalición de Juntos por el Cambio y otras fuerzas minoritarias de la reacción salen a soliviantar los ánimos de la sociedad y buscan desestabilizar los esfuerzos colectivos que en estos momentos de Pandemia estamos realizando. Asimismo, sectores del negocio de la comunicación y la vieja política agitan fantasmas golpistas para sembrar la semilla del temor” alertaron.

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar