DestacadasTecnología

SPACE X: palpitando el vuelo del dragón espacial

Finalmente, luego de casi una década sin realizar vuelos en naves de fabricación estadounidense, la Nasa prepara para el 27 de mayo el histórico primer vuelo tripulado la nave Crew Dragon, de la firma Space X, con destino a la Estación Espacial Internacional.

El primer vuelo tripulado de la nave espacial Crew Dragon ya tiene fecha: será el 27 de mayo de este año, según anunció la Nasa, con destino a la Estación Espacial Internacional, que orbita a 400 km sobre la Tierra. De este modo, la agencia espacial estadounidense dejará de depender de la cápsula rusa Soyuz y SpaceX, de Elon Musk, se convertirá en la primera compañía comercial en lanzar astronautas al espacio.

«El 27 de mayo, la Nasa va a lanzar nuevamente astronautas estadounidenses a bordo de una nave estadounidense, desde territorio estadounidense», tuiteó Jim Bridenstine, administrador de la agencia espacial. Desde julio de 2011, los estadounidenses dependían de aparatos rusos para ir a la ISS.

Para la NASA, usar la Soyuz significa un gasto de 80 millones de dólares para enviar a cada uno de los astronautas, además de que la cápsula está limitada a tres asientos por lanzamiento. En el caso de las nuevas Dragon y Starliner, se contará con siete asientos disponibles, aunque ambas compañías tendrán reservados al menos dos asientos por lanzamiento para sus propios fines comerciales. La cápsula Dragon será lanzada por los cohetes Falcon 9 de SpaceX, mientras que la Starliner llegará al espacio por medio del cohete Atlas V de United Launch Alliance.

Se desconoce cuánto pagará la NASA por cada asiento, pero se estima que será una tercera parte de lo que pagan actualmente a los rusos. La NASA mencionó que han otorgado más de 8.200 millones de dólares en contratos a estas compañías para formar parte de su Programa de Tripulación Comercial (CCP).

NASA: AJUSTE

Y PRIVATIZACIÓN

Sucede que la Nasa dejó atrás la fabricación de naves espaciales. Después de transportar astronautas estadounidenses por 30 años, en los que dos explotaron, y dejaron de funcionar en 2011.Entonces, la Nasa decidió cambiar su modelo de funcionamiento y confiar a la industria el desarrollo de sus próximos vehículos, manteniendo una supervisión estricta y financiando en gran parte su construcción.

SpaceX y el gigante Boeing fueron escogidos y recibieron miles de millones de dólares de la Nasa. SpaceX desarrolló la Crew Dragon y Boeing la Starliner. Esta última tuvo una serie de inconvenientes en su sistema de comunicaciones, por lo que proseguirá las pruebas con vuelos no tripulados.

EL VUELO DEL

DRAGÓN

Los astronautas de SpaceX, Bob Behnken y Doug Hurley, serán los tripulantes de la misión Demo-2: un vuelo con destino a la Estación Espacial Internacional (ISS) y donde se utilizará un cohete Falcon 9 de Space X. El despegue se realizará desde el Centro Espacial Kennedy de la NASA, en Florida. Mismo punto de partida que el último lanzamiento de los transbordadores espaciales de la NASA, en 2011.

El primer viaje tripulado de la Dragon será «el regreso de las capacidades de lanzamiento de vuelos espaciales humanos a los Estados Unidos y el primer lanzamiento de astronautas estadounidenses a bordo de un cohete y nave espacial estadounidense desde la misión final del transbordador espacial el 8 de julio de 2011», según explicaba la propia NASA en un comunicado el pasado marzo. SpaceX se convertirá en la primera compañía comercial en lanzar astronautas al espacio.

La Crew Dragon hizo una exitosa misión con un maniquí a bordo en marzo de 2019, en la que se acopló a la ISS, a más de 400 kilómetros de la Tierra, y pasó allí seis días antes de caer al Atlántico, con la ayuda de paracaídas, como las cápsulas Apollo.

Space Exploration Technologies Corporation (SpaceX) es una empresa estadounidense de transporte aeroespacial fundada en 2002 por Elon Musk, quien es también cofundador de PayPal, y CEO y presidente de Tesla Motors, SolarCity, Hyperloop, The Boring Company, Neuralink y Open AI. Ha desarrollado los cohetes Falcon 1, Falcon 9 y Falcon Heavy, los cuales han sido construidos con la meta de ser vehículos de lanzamiento espacial reutilizables. SpaceX diseña, prueba y fabrica la mayor parte de los componentes por cuenta propia, incluyendo los motores de cohete Merlín, Kestrel y Draco.

SpaceX también se encuentra desarrollando Starlink, una constelación de satélites, mediante los cuales proveerá internet de banda ancha y baja latencia, con cobertura mundial.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar