Destacadas

Una Federación de Empresas Recuperadas: 19 años de construcción colectiva

El 19 aniversario de nuestro medio llega de la mano de la conformación de la Federación de Empresas Recuperadas de Chaco. A una semana de haberse hecho público esta nueva acción colectiva, dialogamos con Ramón Ayala, presidente de la textil Inimbó, compañero en esta senda de construcción y de lucha.

La idea de la Federación surge como iniciativa, pero mayormente como una necesidad a partir de una deuda de las empresas recuperadas chaqueñas de encontrar un marco legal que optimice el trabajo conjunto que hace más de una década vienen llevando adelante en unidad.

«Después de tantos años de lucha, peleando contra molinos de viento, el armado de nuestra federación como empresas recuperadas chaqueñas es un logro importante», destacó uno de los referentes e ideólogos, Ramón Ayala, presidente de la cooperativa textil Inimbó.

«Siempre fue una intención que nunca logramos concretar y ustedes son una de las cooperativas que más apoyaron esta idea, como los compañeros del frigorífico Unidos y la CTC. Todas somos cooperativas con distintos chips, no somos iguales, y nunca forzamos a otra unidad a esta idea. Creo que todos fuimos conscientes en este gran paso. A medida que va pasando el tiempo vamos aprendiendo. Luchar solo está bien, pero el cooperativismo es unión. Formamos cooperativas, si no podemos formar una Federación es porque algo está sucediendo. Esto se dio en un marco de unidad», sostuvo el dirigente y también referente de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo CNCT. «Es importante la fuerza de una Federación», recalcó.

«Darle un marco legal a las empresas recuperadas chaqueñas que venimos trabajando en unidad hace ya muchos años es loable», manifestó.

“CONSTRUYENDO DESPACIO” 

Como dirigente de la cooperativa Inimbó, que compartió mucha historia con La Prensa, algunas más satisfactorias que otras, Ayala también celebró los 19 años del diario recuperado y cooperativo de Chaco. «El Diario de la Región hace un trabajo muy loable. Pasaron muchos compañeros, quedaron muy pocos de los fundadores, y la cooperativa nunca perdió su fuerza. Cada uno tuvo un ideal por el que pelear. A veces, la necesidad, tiene cara de hereje y a veces se buscaron alternativas por fuera del cooperativismo. Pero hay que saber que el cooperativismo es una herramienta. Si vos agarrás un martillo, como herramienta, y te golpeás la mano, no sirve. Pero podés agarrarlo para clavar un clavo, para construir. El cooperativismo te soluciona una buena parte de la economía. Creo que eso es lo que representan ustedes, un martillo que va construyendo despacio. Y va a llegar el momento en que muchas proyecciones se hagan realidad, el edificio propio, por ejemplo, que es mi deseo para ustedes», expresó.

Cooperativa La Prensa

Cooperativa de Trabajo y Consumo Ltda La Prensa

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar