DestacadasLa Provincia

Arroyo presenta en Chaco el plan «Argentina contra el Hambre»

El gobernador Jorge Capitanich y la vicegobernadora Analía Rach estarán hoy en el Centro de Convenciones Gala junto al ministro de Desarrollo Social de la Nación Daniel Arroyo. Este programa es el que trae las tarjetas alimentarias a los fines de garantizar la seguridad alimentaria. La Provincia sumará incentivos a través de la economía popular y las cooperativas.

El gobernador Jorge Capitanich y la vicegobernadora Analía Rach Quiroga acompañan hoy, en el Centro de Convenciones Gala, al ministro de Desarrollo Social de la Nación Daniel Arroyo en la presentación del plan «Argentina contra el Hambre». La iniciativa busca garantizar el derecho social a la seguridad alimentaria y nutricional, así como el acceso a la canasta básica de alimentos impulsando los proyectos productivos y las economías locales.

Uno de los ejes centrales del programa nacional es la implementación de la Tarjeta Alimentaria. Se trata de una asignación a madres y padres con hijos e hijas de hasta seis años de edad que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH), embarazadas a partir de los tres meses que cobran la Asignación por Embarazo y personas con discapacidad que reciben la AUH, con un monto mensual fijo para comprar alimentos, a excepción de bebidas alcohólicas.

Para ello, el gobierno provincial trabaja en un registro de productores locales. El fin es conformar una red de comercialización local que garantice la demanda de la producción de las y los trabajadores de la economía popular y proteja su poder adquisitivo y la nutrición, incentivando el consumo y desarrollo local.

La economía popular, el cooperativismo y la agricultura familiar tendrán así un rol importante en el fortalecimiento de los mercados populares como espacios de comercialización con un precio justo y consumo responsable a partir del encuentro entre productores y consumidores, sin intermediarios.

Para ello además se instrumentarán créditos a tasas bajas e incentivos a la economía social y agricultura familiar con el propósito de apuntalar proyectos vinculados a la autogestión. Serán herramientas financieras no bancarias destinadas exclusivamente a la adquisición de equipamiento productivo para que el trabajador o trabajadora pueda hacerlo con el respaldo del Estado sin la necesidad de un préstamo tradicional.

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar