DestacadasInformación General

Atacaron brutalmente a un periodista

El fin de semana se conoció el ataque al periodista local, Alberto Bonastre. Si bien la brutal golpiza se enmarca en un hecho de robo, el mismo trabajador de prensa remarcó los tintes de intolerancia homodiante y hacia lo partidario. “No quiero que se repita”, dijo a este matutino.

El primer fin de semana de septiembre, después de las 20, en la plazoleta del barrio Paykin, reconocido trabajador de prensa de Resistencia, Alberto Bonastre, fue agredido brutalmente. Lo sucedido tomó estado público este fin de semana por boca del mismo Bonastre. Y es que el trabajador tuvo varios días de reposo debido a los golpes recibidos. Aunque el hecho se enmarca en un supuesto robo, el mismo destacó que la agresión estuvo acompañada de insultos y agravios desde un discurso de odio hacia la orientación sexual y político-partidaria.

El ataque se dio luego de que el periodista participara de la marcha en apoyo a la vicepresidenta, Cristina Kirchner, en Resistencia. Se dirigía al domicilio del director de la Universidad Popular, Atilio Fanti, que habita en ese barrio. Mientras esperaba en la vereda, ya que Fanti estaba ausente, fue abordado por un sujeto que le solicitó dinero con actitud amenazante. Si bien Bonastre atinó a darle dinero, el sujeto atacante lo abordó agresivamente al grito de insultos significativos. Le propinó una serie de golpes al rostro, e incluso sospecha que usó diferentes elementos como una piedra para desmayarlo de un golpe, algún objeto punzante e incluso el bastón que el periodista usa para trasladarse.

“Pensé que me mataba, pues no se detenía, salvo cuando intervino un sereno de la zona que hizo que el mismo huyera. Lo raro es que no se llevó mi billetera y otros objetos de mayor valor, solo mi bolso de trabajo con carpetas y papeles laborales”, contó el periodista que, si bien hubo un robo, hace hincapié en lo agresivo de la reacción.

Fue su colega, Fanti, quien llamó a la Policía y una ambulancia al llegar y encontrar al hombre ensangrentado y semi inconsciente en su vereda. Intervino el personal de la comisaría 12ª y otras divisiones. Uno de los agentes, una vez recobrado medianamente la conciencia, le mostró en un celular una foto preguntándole si reconocía en l fotografía al agresor. Al parecer, los efectivos ya lo tenían identificado por otros delitos en la zona y lo llamaron con el apodo de “Gringo”.

Solis Bonastre fue llevado a la guardia del hospital Perrando para las curaciones y luego radicó la denuncia. Ahora, el trabajador debe hacerse múltiples estudios debido a las secuelas traumáticas que le dejó la fuerte golpiza.

“El trabajador de prensa agradeció al personal policial, de salud, Atilio Fanti y cientos de colegas, amigos, trabajadores de la cultura, políticos de todos los colores, por las muestras de apoyo, repudio y solidaridad recibidas”, también se solidarizó con el colega José Viñuela, que vivió un hecho similar en la misma semana.

Bonastre tiene cita hoy en la Fiscalía 13 del doctor Víctor Orvaldo Recio para prestar declaración testimonial a las nueve.

Remarcó en su relato las palabras en las redes sociales de su amigo y colega de la Universidad Popular: “Me siento muy inseguro por que le gritaban ‘kirchnerista puto’. Y al parecer ese fue el motivo de la brutal paliza. Reuní hoy unos vecinos para tratar el asunto y empezar a cuidarnos entre nosotros”.

Bonastre tiene una amplia trayectoria en varios medios locales y es parte del equipo profesional que estuvo, apoyó y militó la recuperación como empresa de la economía solidaria de elDIARIO de la Región. Por lo que este matutino se hizo eco de su denuncia y charló con él. “Las cosas no fueron de mayor a menor, si no que se gravaron”, dijo Bonastre, con respecto a la agresividad social luego del ataque a CFK; “me entero que también a Viñuela fue atacado, que políticamente está en las antípodas de ser kirchnerista”. Aclaró que no es afiliado a ningún partido “pero sí adhiero a algunas cuestiones, me dedico a lo cultural”.

Confirmó que su atacante era una persona totalmente desconocida para él, que era joven, de entre 25 a 30 años. “Quedé conmocionado, atiné a protegerme, recibí muchas patadas en la espalda y las piernas”, relató y agregó que tiene miedo, que le llevará un tiempo volver a salir seguro a la calle, “mientras menos sepa del individuo, mejor”, dice, aunque cree que el sujeto sigue detenido.

Consultado si el motivo fue por motivos de odio e intolerancia, afirmó: “Yo creo que sí”. El sereno fue el testigo clave y escuchó lo que le gritaba mientras lo golpeaba. También fue quien lo salvó de seguir siendo atacado. “Yo sé que acá también vive un zurdo kirchnerista, ya nos vamos hacer cargo”, fue la amenaza que lanzó el atacante antes de huir, según lo que relataron. Bonastre mostró preocupación por su colega y la seguridad en general. Citó además la peligrosidad en tanto delitos existentes en barrios aledaños.

“No quiero que se siga repitiendo una ola de odio y que uno no pueda expresarse normalmente”, señaló por último el periodista.

Cooperativa La Prensa

Cooperativa de Trabajo y Consumo Ltda La Prensa

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar