DestacadasLa Provincia

Juan Chico: todo Chaco, por su lucha y legado

Este medio recopiló sólo algunas de las muchas despedidas y mensajes de dolor por la muerte del docente e historiador chaqueña, que reflejan el alcance de su labor en tantos lugares.

El fallecimiento del historiador Juan Chico conmovió a todo Chaco, y repercutió de igual manera en estamentos oficiales, asociaciones civiles, militancias por los Derechos Humanos, académicas y, el lugar que gustaba habitar, los pueblos qom e indígenas de la región. En cada parte, remiraron su lucha y trayectoria e invitaron a continuar su legado. 

La asociación civil Justicia Legítima Nordeste se unió al profundo dolor por la muerte de Juan Chico, “un enorme luchador de la causa indígena”.

Para rememorarlo, trajeron a flote el discurso que el profesor e historiador dio al recibir el Premio Amanda Pierola en la Cámara de Diputados del Chaco , por su compromiso con la lucha por los Derechos Humanos.

«Recibir este premio (…) ayuda  a visibilizar la lucha que venimos llevando hace 20 años. Y más cuando hasta el día de hoy se sigue negando los derechos humanos de los pueblos indígenas, en muchos de los casos no se nos ve como sujetos de derechos sino como algo folclórico o como una pieza de museo o algo anecdótico e incluso como algo de un pasado lejano que nadie quiere hablar. Trabajar los derechos humanos de los pueblos indígenas no es fácil, porque  a lo largo de la historia se negó de forma sistemática y fue una política de estado esa negación que caló muy hondo en las comunidades y en la sociedad en general con un impacto negativo. Nuestros pueblos fueron negado en los más elemental  que tienen los grupos humanos, que es su condición humana, esto dio como resultado masacres, deportaciones, humillación y desprecio por el sujeto indígena”, decía el discurso de Chico. 

Y agregaba una parte fundamental de la historia chaqueña y latinoamericana: “El  Estado tanto chaqueño y nacional se fundan sobre las base del genocidio contra nuestros pueblos, desde la mal llamada campaña al Chaco, las masacres de San Antonio de obligado, San Javier, Napalpi, Fortín Yunka, el Zapallar hoy General San Martin, Rincón bomba y la presencia indígena en las guerra por las Malvinas solo por nombrar algunas. Ni que hablar de las grandes movilizaciones de las marchas del 2002, 2005 en la toma de la plaza de la ciudad de Resistencia y el 4 piso de Casa de Gobierno y la reciente movilización y Acampe en el parque dos de Febrero y la lucha de los hermanos  en Miraflores, por Melitona Enrique, Rosa Chara, Pedro Balquinta, Pedro Maidana y otros tantos que ya no están. Anhelo que este acto sirva para visibilizar esas luchas y reivindicaciones.  Este reconocimiento sin dudas tiene que servir como una herramienta o medio para acercar a la sociedad chaqueña a conocer o al menos a intentar conocer algo de nuestras realidades pasadas y presente. Ser consciente que hubo un intento de exterminio contra nuestros pueblos y que a veces no es fácil  levantarse de ese intento de exterminio, pero con el hecho de reconocer que existió ese intento de borrarnos de la historia  ya es una avance y genera esperanza para nuestro presente y porvenir”.

Por su parte, el Instituto de Cultura de Chaco hizo un recorrido de la trayectoria incontable del historiador para la provincia y recordó que vicepresidente de esa entidad. 

“Es inmenso el dolor que sentimos por la pérdida de un integrante de este equipo, defensor de los derechos de los pueblos indígenas, promotor de nuestras culturas. Te fuiste querido Juan, dejándonos un valioso legado: el compromiso con la Memoria, la Verdad y la Justicia”, señalaron.

Remarcaron su rol como presidente y fundador de la Fundación Napalpí y cómo fue un comunicador incansable de la cultura indígena.

“Además fue el vicepresidente del Instituto de Cultura al inicio de esta gestión, integró el equipo del Centro de Investigación Indígena, y fue Director Nacional de Tierras. También se desempeñó como historiador, docente de la Escuela Bilingüe Intercultural Cacique Pelayo, y poeta”, subrayaron y destacaron “entre su vasto trabajo, su libro Las voces de Napalpí, que recopila la mirada de los protagonistas de la Masacre ocurrida el 19 de julio de 1924”.

“Se fue uno de los historiadores y recapituladores más notables que tuvo el pueblo qom”, señaló Pablo Denardi, Lenguaraz del Consejo Qarashe desde El Impenetrable. 

“En el último tiempo tuvimos un mayor acercamiento, estábamos involucrados ambos con el nuevo relevamiento para las comunidades de la ley 26160 (De relevamiento territorial indígena). Y, después de mucho tiempo, Juan empezaba a ocupar espacios que hace rato debían haberle sido dados”.

“Se nos va un historiador, pero más que nada un militante de los derechos del pueblo y constructor de su memoria. Quedan muchas cosas en el tintero y no me cabe duda ya en estas horas todos tendremos en cada acción su legado y su pensamiento. Se lo abraza, y se le dice niachecq qarcaia”, culminó. (Ver la sección Sociedad)

Etiquetas

Cooperativa La Prensa

Cooperativa de Trabajo y Consumo Ltda La Prensa

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar